La clave está en el talento y la tecnología.

La clave está en el talento y la tecnología.

La tribuna

Talento y tecnología en tiempos de pandemia

25 marzo, 2020 11:00

El actual escenario de pandemia mundial a causa del Covid-19 está poniendo de manifiesto dos de los factores claves, no solo para su solución a corto plazo, sino también del futuro paradigma económico y formativo resultado de esta crisis global: el talento y la tecnología.

La tecnología está resultando un factor decisivo en las mejores prácticas a nivel mundial para contener la propagación del virus. Es el caso de China. Con una de las redes más potentes a nivel mundial de 5G, este país está utilizando robots móviles de patrulla que ayudan a la policía para controlar el uso de mascarillas y la temperatura corporal en lugares públicos. Estos robots están equipados con cámaras de alta resolución y termómetros infrarrojos que son capaces de escanear simultáneamente la temperatura de 10 personas en un radio de cinco metros.

En el caso de detectar una alta temperatura o la ausencia del uso de mascarillas, los robots envían una alerta a las autoridades. Asimismo, todos estos millones de datos se transmiten a un centro de control que permite conocer la situación en tiempo real y tomar decisiones. Son vehículos de guiado automático que ya son comunes en los aeropuertos y centros comerciales de las grandes ciudades.

Otro ejemplo son los robots móviles que están siendo utilizados en China y otros países para esterilizar el transporte público y los espacios de hospitales afectados por el coronavirus. De manera fácil y autónoma, estos robots pueden realizar tratamientos rápidos y eficaces de desinfección sin que las personas puedan verse contagiadas en espacios como urgencias, quirófanos, consultorios, etc.

Todos estos ejemplos son posibles gracias a los servicios de computación en la nube o cloud (los mismos que nos están permitiendo teletrabajar sin depender de las infraestructuras en nuestros lugares físicos de trabajo) y las tecnologías de big data junto a sistemas de detección ambiental y machine learning que permiten tanto el movimiento autónomo y la interacción del comportamiento del robot con su medio.

Estas tecnologías habilitadoras de la conocida habitualmente como cuarta revolución industrial o industria 4.0 son las que de manera más eficaz nos ayudarán a superar esta crisis sanitaria, junto al talento de las personas que las han creado y el talento y profesionalidad de nuestros servicios médicos, científicos y de investigación.

Vemos cada día con más claridad conforme avanza la pandemia que son aquellos países que más han apostado e invertido en los últimos años en tecnología, I+D+i y desarrollo del talento los que no solo mejor están afrontando esta crisis (China, Corea del Sur, Singapur, Taiwan y Japón), sino los que también antes y más fortalecidos saldrán de esta crisis.

Sabemos que los perfiles profesionales más demandados en el campo de la industria 4.0 y la transformación digital están asociados a los ámbitos STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Perfiles como analistas de datos, especialistas en inteligencia artificial y machine learning o expertos en big data. Pero también que estos perfiles se combinan e hibridan con competencias como la innovación, el pensamiento analítico, el aprendizaje a lo largo de la vida, la creatividad, la inteligencia emocional, la originalidad, la iniciativa o el pensamiento crítico. Justamente, muchas de aquellas competencias y el talento que no puede desempeñar un robot o la inteligencia artificial: crear y sentir las emociones del otro.

Estos perfiles y estas competencias, la tecnología y el talento, son, por tanto, las dos palancas que debemos abrazar en clave de oportunidad para superar esta crisis y visualizar la economía y la formación en un mundo postcovid-19.

Frente al miedo que algunos discursos destilan frente a la automatización y la robotización del empleo, el futuro del trabajo en la era postcoronavirus estará todavía más marcado por el talento y la tecnología –mucho más que si esta pandemia no se hubiese producido.

Por tanto, una vez pasada esta crisis tendremos y tenemos ya que enfocar la importancia de la formación y la educación en las áreas STEM. Serán millones los españoles que a la vuelta de cinco o seis meses se encontrarán sin trabajo y en la necesidad de actualizar sus competencias profesionales para encontrar un nuevo empleo. Seamos audaces y preparemos los planes de formación ahora dependientes de educación para fortalecer nuestra formación en los perfiles y competencias arriba mencionados.

Mostremos a nuestros jóvenes los ejemplos de los países que mejor lo están haciendo en esta crisis para que sean conscientes de la importancia del talento y la tecnología y, si así lo desean, se decanten por su formación en áreas STEM.

Estimulemos una economía y un tejido empresarial donde los sectores de la robótica, el IoT, el big data, la inteligencia artificial y la ciberseguridad sean claves. El escenario al que deberemos enfrentarnos a la vuelta del coronavirus está lleno de aprendizajes en clave de oportunidad. Seamos conscientes que esta crisis no ha hecho sino acelerar el calibre y la importancia de los dos factores claves de la cuarta revolución industrial: el talento y la tecnología.  

Roberto Ranz, director de ASTI Talent & Tech Foundation

Ahora en portada

Uno de los drones de Paintec con sus sistema de teledetección.

Esta startup aragonesa quiere ‘democratizar’ la agricultura de precisión del campo español

Anterior
Uno de los drones de Paintec con sus sistema de teledetección.

Esta startup aragonesa quiere ‘democratizar’ la agricultura de precisión del campo español

Siguiente

EL ESPAÑOL

Operar con instrumentos financieros o criptomonedas conlleva altos riesgos, incluyendo la pérdida de parte o la totalidad de la inversión, y puede ser una actividad no recomendada para todos los inversores. Los precios de las criptomonedas son extremadamente volátiles y pueden verse afectadas por factores externos como el financiero, el legal o el político. Operar con apalancamiento aumenta significativamente los riesgos de la inversión. Antes de realizar cualquier inversión en instrumentos financieros o criptomonedas debes estar informado de los riesgos asociados de operar en los mercados financieros, considerando tus objetivos de inversión, nivel de experiencia, riesgo y solicitar asesoramiento profesional en el caso de necesitarlo.

Recuerda que los datos publicados en Invertia no son necesariamente precisos ni emitidos en tiempo real. Los datos y precios contenidos en Invertia no se proveen necesariamente por ningún mercado o bolsa de valores, y pueden diferir del precio real de los mercados, por lo que no son apropiados para tomar decisión de inversión basados en ellos. Invertia no se responsabilizará en ningún caso de las pérdidas o daños provocadas por la actividad inversora que relices basándote en datos de este portal. Queda prohibido usar, guardar, reproducir, mostrar, modificar, transmitir o distribuir los datos mostrados en Invertia sin permiso explícito por parte de Invertia o del proveedor de datos. Todos los derechos de propiedad intelectual están reservados a los proveedores de datos contenidos en Invertia.

© 2021 El León de El Español Publicaciones S.A.