Innovación y talento emprendedor al servicio del medio ambiente y de la sostenibilidad. Vuelven los Sacyr iChallenges, la convocatoria de cocreación e innovación abierta que, en su cuarta edición, pone el foco en el respeto por el medio ambiente como eje común de los retos que se lanzan a la comunidad innovadora para que tecnología y eficiencia caminen de la mano a la hora de "construir un mundo mejor y más sostenible", como señalan desde la compañía.

Como en años precedentes, Sacyr invita a toda la comunidad emprendedora internacional a participar en este evento que, más que un concurso al uso, se ha convertido en un escaparate de las buenas ideas que permiten establecer nuevos enfoques a problemas o situaciones que surgen en el día a día de un grupo con numerosas áreas de negocio en todo el mundo.

Por eso, los iChallenges se han consolidado como una excelente oportunidad para dar un salto cualitativo en la actividad de la empresa. El éxito de ediciones precedentes, a las que se han presentado más de medio millar de iniciativas de todo el mundo, demuestran este interés de los agentes innovadores por ofrecer nuevas ideas, de la mano de la tecnología. Este año, además, se añade una nueva dimensión: la sostenibilidad, que es el leit motiv principal del certamen de este año.

La lucha contra el cambio climático, la economía circular o la eficiencia energética son algunos de los argumentos en torno a los que se articula el Plan de Acción Sacyr Sostenible 2021-2025. Se trata de un documento que afronta la lucha contra el cambio climático a través de medidas concretas y de una inversión específica para poner en marcha soluciones innovadoras para poner en marcha esta estrategia.

Este es el marco en el que, según Marta Gil, directora de Estrategia e Innovación de Sacyr, estos iChallenges representan un punto de partida para profundizar en la filosofía del Grupo: "Creemos en la innovación como instrumento clave en nuestro compromiso con el medioambiente. Como compañía comprometida e innovadora, estamos poniendo el foco en impulsar un desarrollo más sostenible a través de la búsqueda de soluciones disruptivas que nos aporten un equilibrio económico, social y medioambiental", señala.

En base a ello, los cuatro retos de negocio de este año apuntan a distintas áreas de negocio, como habitualmente. Sin embargo, tienen en común precisamente eso, la sostenibilidad como criterio para desarrollar sus propuestas.

Estos desafíos representan una excelente oportunidad para que universidades, startups o, en general, todo tipo de agentes en los que la innovación sea el motor de su actividad, puedan establecer lazos con una empresa como Sacyr que, por su potencial, les ofrece las herramientas y recursos necesarios para desarrollar programas piloto con sus ideas. El plazo para presentar las candidaturas está abierto hasta el 12 julio, a través de la web del programa, tras lo cual un comité de expertos de la compañía evaluará las iniciativas.

Y en octubre, como cada año, los ganadores se darán a conocer durante la celebración del Sacyr Innovation Summit, en la sede de la compañía. Se trata de una cita joven pero que ya se ha convertido en una referencia en este ecosistema emprendedor dado que, de las ganadoras en años anteriores, ya hay algunas cuyo éxito es un ejemplo a seguir por las aspirantes.

Ideas que se hacen realidad

Por ejemplo, el proyecto de peajes inteligentes que Sacyr está llevando a cabo junto a la startup Foqum. Se trata de un sistema que busca una mayor agilidad en los cobros en estos puntos mediante la detección y clasificación automatizada de vehículos, una forma de aportar más eficiencia al proceso y que ya está en pruebas en entornos reales.

Otro caso de éxito es el que propone Recircula, otra startup que ha puesto en marcha un sistema de sensores en las bocas de los contenedores amarillos de basura y que son capaces de identificar el tipo de envases que se depositan. Esta información permite una gestión de los residuos más eficiente y una excelente ayuda para su reciclaje.

La versatilidad de las nuevas tecnologías permite dar respuesta a todo tipo de situaciones e incluso identificar nuevas áreas de interés para las empresas. Eso, precisamente, es lo que propone otro de los ganadores de años anteriores, Artabro Tech, cuyo proyecto impulsado conjuntamente con Sacyr aprovecha el potencial del machine learning para detectar oportunidades de negocio inéditas.

Fundadores de Emitwise, premio Sacyr a la Innovación 2020.

Estos ejemplos de ediciones anteriores son una muestra de lo que podemos esperar en 2021: buenas ideas que surgen del ingenio pero que, gracias a la tecnología, pueden hacerse realidad. Los Sacyr iChallenges son una motivación adicional pero, además, la Fundación Sacyr también reconocerá algunas de las soluciones presentadas. Será durante la 11ª edición de los Premios Sacyr a la Innovación, otra de las citas que confirman la apuesta de la empresa por contar con el mejor talento, el más eficiente y más sostenible para mejorar su operativa y, como señalaba su directora de Estrategia e Innovación, para hacer de este mundo un lugar mejor.