Un negocio de barrio puede llegar a un número limitado de personas. Puede ser popular entre los vecinos y conseguir algunos compradores fieles, pero si esa pequeña empresa también está en internet, las probabilidades de crecer en ventas y número de clientes se multiplican. 

El comercio electrónico en España creció más del 20% en 2020, según la revista online Inforetail. La pandemia ha tenido un papel indudable en el impulso al comercio electrónico, modificando los hábitos de consumo (el 70% de la población española ya compra online, Según el VII Estudio Anual de Comercio Electrónico de IAB Spain), y también ha sido un factor determinante para que muchas pymes, frente al cierre, se reinventen ahora en internet.  

Para las pequeñas y medianas empresas que emprenden un negocio online existen dos opciones, aunque no sean mutuamente excluyentes. Unirse a grandes plataformas como Amazon o AliExpress (hasta 2000 empresas españolas se unieron al gigante chino en los primeros meses del estado de alarma), o tener un espacio propio en internet.

¿Qué necesita una pyme para construir su negocio en internet?

Sabemos que internet es un gran escaparate para los autónomos y las pequeñas y medianas empresas que quieran empezar a ofrecer sus servicios online o, que aquellas que ya lo hagan, mejoren su presencia en la web. El salto a internet que han dado muchos negocios este año es un modelo que se prevé que seguirá creciendo, aunque según un estudio de Amex, el comercio electrónico aún supone menos del 4% del total en las pymes españolas

Los beneficios de tener un negocio online parecen claros. Son, principalmente, poder llegar a un número mayor de clientes, con el consiguiente aumento de las ventas. Sin embargo, existen muchos matices para que la fórmula funcione. Y una de las claves del éxito es una buena estrategia de marketing digital, es decir, planificar y gestionar la presencia de la marca en internet.  

En la era digital, el proceso de compra empieza consultando la información de cualquier negocio en internet, así que el primer paso de cualquier empresa debería ser aprender a llegar a potenciales clientes a través de un buen posicionamiento de su empresa en buscadores y redes sociales. Aunque si no se tiene experiencia, un buen consejo para las pymes y autónomos es acudir a una empresa externa en busca de asesoramiento y acompañamiento durante el proceso, para que la estrategia sea lo más exitosa posible.

Un buen plan de marketing digital

Vodafone cuenta con una línea de negocio específicamente destinada a facilitar la digitalización de autónomos, pequeñas y medianas empresas. En esta oferta de productos se encuentra Vodafone Negocio Digital, un nuevo paquete de servicios para ayudar a los negocios a mejorar su visibilidad en internet. 

Junto a BeeDigital, la empresa que producía las icónicas Páginas Amarillas y que ahora se ha reconvertido en una agencia de marketing digital, los clientes de Vodafone Negocio Digital pueden contar con un plan de marketing digital específico para su empresa que abarque todos los pasos necesarios para desarrollar un negocio en internet y posicionarse como marca online. 

El paquete de servicios de Negocio Digital cuenta con tres categorías principales, que se pueden contratar juntas o por separado. La primera es la presencia digital, que ofrece a pymes y autónomos la gestión y difusión de los datos del negocio en más de 50 plataformas como Google y Facebook y directorios online como el de Páginas Amarillas Digital. 

Después estaría la categoría de imagen, es decir, la creación de una página web. Es el instrumento básico para que un negocio empiece a funcionar en internet y, a través de este servicio, pymes y autónomos tendrán ayuda para crear y diseñar un sitio web. Con las funcionalidades adicionales del paquete, el cliente también tendrá la oportunidad de posicionar su negocio en buscadores a través SEO (search engine optimization). Esto permite que la empresa aparezca en las primeras posiciones de Google cuando un usuario haga una búsqueda. 

Por último, completa la oferta la gestión de redes sociales, que es quizá la categoría más diferenciadora de este producto, pues es la primera vez que Vodafone Negocio Digital ofrece este tipo de asesoramiento. Con una página web en marcha y bien posicionada, llega la hora de dar el salto a las redes sociales y dar a conocer el negocio a un público más amplio. Con el servicio de Vodafone el cliente puede disponer incluso de un community manager que creará una estrategia específica en redes (Facebook, Instagram y Twitter, principalmente). Estos tres pilares, la presencia en internet, la página web y las redes sociales, resultan indispensables en cualquier estrategia de marketing digital que haga triunfar un negocio en internet