Sacyr está presente en más de 20 países. Cuenta con miles de empleados en alguno de los proyectos que lidera dentro de las líneas de actividad que tiene, que van desde la puesta en marcha y mantenimiento de infraestructuras hasta los servicios de restauración. Y aunque la magnitud de la empresa facilita la aplicación de la última tecnología en su actividad, buena parte de su solidez consiste en la búsqueda incesante del mejor talento innovador tanto dentro como fuera de la compañía.

Noticias relacionadas

"Tenemos unos profesionales de primer nivel", explica Marta Gil, directora de Estrategia e Innovación de Sacyr, "pero nos encontramos con situaciones en las que tenemos retos que solucionar dentro de los negocios de forma interna que no somos capaces de resolver, con lo cual apostamos por el mejor talento de fuera y por las mejores soluciones de las mejores compañías en el ámbito de la innovación", explica.

Por eso recuerda que, "desde el día uno de la creación de la compañía, en 1986", Sacyr ha venido haciendo una decidida apuesta por la innovación como fuente de inspiración para aportar soluciones tangibles a los problemas prácticos que surgían en el curso de su actividad. Este interés se ha traducido, por ejemplo, en los premios que la Fundación Sacyr concede en este ámbito desde hace una década. Pero la iniciativa que ha llevado este énfasis a otro nivel es Sacyr iChallenges, que este 2020 cumple su tercera edición.

Marta Gil, directora de Estrategia e Innovación de Sacyr

Sacyr iChallenges "adapta a las necesidades de la compañía" esta cultura empresarial. Se trata de un programa de innovación abierta y co-creación mediante el cual cualquier agente innovador puede ofrecer una solución a los retos propuestos: "Esta iniciativa nos sirve para hacer una tarea de observación sobre qué tipo de tecnologías, de tendencias o de soluciones hay en el sector que nos pueden ayudar a resolver estos retos".

"La mezcla de una gran compañía con estas empresas pequeñas", continúa, "está siendo súper exitosa y salen proyectos muy flexibles, muy colaborativos y con una confianza muy elevada por ambas partes". "Lo que nos interesa es seleccionar compañías que creamos que nos aportan e intentar tangibilizar todo el proceso en pilotos o pruebas de concepto con las opciones que nos parecen más interesantes".

Cuatro desafíos

Con este objetivo, la presente edición incluye cuatro desafíos planteados en distintas áreas de negocio. Son los siguientes: 'Automatizar la monitorización en obras', 'Anticipar el comportamiento geotécnico', 'Medir y reportar la huella de carbono' y el denominado 'Visión 0 para cortes de carril'. Son retos muy específicos que surgen en el día a día de la empresa y que demandan soluciones tecnológicas e ideas innovadoras para darles respuesta.

Las características de estos desafíos hablan de la máxima exigencia a la hora de alcanzar la mayor eficiencia en cada aspecto de los proyectos en marcha. Por eso, seleccionar los retos que forman parte de la campaña obliga a un trabajo previo que, en el caso de esta edición, ha sido aún más intenso que en años anteriores, como indica Marta Gil: "Mientras otros años la captación de retos se hacía en áreas más cercanas a la de Innovación, esta vez se ha abierto el foco no sólo para incorporar más funciones dentro de esa captación de retos sino a más geografías. Sacyr es una multinacional con una cartera de más del 70% fuera de España así que, de alguna forma, hemos intentado reflejar esa diversidad y esa complejidad de la compañía en el proceso de captación".

Sacyr es una multinacional con una cartera de más del 70% fuera de España así que hemos intentado reflejar esa diversidad y esa complejidad de la compañía en el proceso de captación

Marta Gil, directora de Estrategia e Innovación de Sacyr

Y el resultado, cuenta, "es un inventario de 150 retos" del que, tras un proceso de filtrado y una valoración por parte de un comité específico donde está representada la alta dirección de la compañía, se acaban seleccionando los cuatro retos que conforman esta edición de Sacyr iChallenges 2020. Se trata en sí mismo de "un trabajo colaborativo y de co-creación" que, de alguna manera, anticipa lo que se espera por parte de los agentes innovadores.

Plazo abierto hasta el 10 de septiembre

El plazo para recibir las propuestas a través de la página web www.sacyrichallenges.com está abierto hasta el 10 de septiembre y las expectativas en cuanto a cantidad y calidad de las respuestas son altas, a tenor de lo visto en ediciones anteriores. Por ejemplo, en 2019, Sacyr iChallenges recibió 192 propuestas desde una veintena de países diferentes. Se trata de un punto de partida que, desde la organización, se pretende superar ahora e incluso con una participación aún más amplia de países "relevantes para la compañía, como Colombia, Chile, México o Perú".

Alcanzar esa meta será una buena noticia y un premio en sí mismo dado que el lanzamiento de la iniciativa se ha visto afectado por las dificultades derivadas de la pandemia. La situación que ha generado el covid-19 ha trastocado la planificación de la convocatoria, inicialmente prevista para mediados de abril, "justo en las peores fechas" del episodio vivido, como reconoce Marta Gil. Este grave contratiempo para todos obligó a posponer el inicio de recepción de propuestas, si bien ayudó de alguna manera a intensificar toda la fase previa, la que se hace de puertas para dentro, y que este año ya suponía un salto cualitativo respecto a años anteriores.

"Intentamos aprovechar todo ese impás del confinamiento para avanzar a nivel interno todo lo que pudiéramos", explica. Así, durante esas semanas se llevaron a cabo tareas de "definición detallada de los retos de los distintos negocios, la selección interna, toda la planificación de contenidos, etc., para tener todo el trabajo previo necesario perfectamente cerrado para ser capaces de activar la convocatoria en el momento en el que se presentara la oportunidad", cuenta.

Proyectos colaborativos

Y aunque se pueda pensar que justo ahora, mientras se espera que lleguen las propuestas, es tiempo para relajarse, nada más lejos de la realidad. Porque mientras se apuran los plazos para esta edición, el trabajo de colaboración de Sacyr con participantes de otros años continua a pleno rendimiento. Marta Gil destaca dos de estos casos de éxito, del cómo la experiencia de Sacyr y las ideas de entidades como "startups, centros de investigación o cualquier entidad que pueda poner sobre la mesa una solución innovadora y que aporte valor" conforman alianzas que enriquecen a ambas partes.

"Por ejemplo, con Tyris AI, una de las startups participantes en 2018, focalizada fundamentalmente en inteligencia artificial, arrancamos dos iniciativas piloto en dos negocios distintos. Como ambos fueron exitosos, seguimos trabajando con ellos a día de hoy y hemos ampliado el alcance para poder extender esa tecnología", cuenta. Es un caso similar al de Ártabro Tech, uno de los agentes innovadores participantes del pasado año y "con la que, también con inteligencia artificial, estamos intentando anticipar la detección de oportunidades de negocio en el sector industrial y de infraestructuras".

Uno de los retos de esta convocatoria de Sacyr iChallenges es empezar a explorar blockchain en un ámbito muy enfocado a la sostenibilidad

Marta Gil, directora de Estrategia e Innovación de Sacyr

El Internet de las Cosas, la inteligencia artificial, junto al Big Data y la realidad virtual y aumentada son tecnologías que, en mayor o menor medida, están presentes en la mayoría de los proyectos que gestiona Sacyr. Adicionalmente, "uno de los retos de esta convocatoria de Sacyr iChallenges es empezar a explorar blockchain en un ámbito muy enfocado a la sostenibilidad. Como empresa sostenible estamos haciendo una apuesta muy fuerte en este aspecto y uno de los desafíos consiste en aplicar blockchain en algún proceso interno relevante, como es el propuesto: el cálculo de la huella de carbono".

Ayudando a los emprendedores

El cierre de la convocatoria de Sacyr iChallenges es el 10 de septiembre, tras lo cual se abre un periodo de evaluación de las propuestas que precede a la comunicación de los proyectos seleccionados, prevista para octubre. En noviembre, durante la celebración del Digital Day, se produce la puesta de largo ante el público de los agentes innovadores mejor posicionados y, hasta diciembre, se lleva a cabo la definición de potenciales pilotos, un momento clave en el que "se define el alcance, se contempla dónde tendría sentido aplicar esa tecnología, etc.".

Ese tan solo es el primer paso. Ejemplos como los mencionados de Ártabro Tech o Tyris AI son una motivación para que, año a año, el trabajo y la innovación tenga la mejor oportunidad a través de Sacyr iChallenges para poner en marcha sus ideas de la mano de una empresa como Sacyr, y, de paso, "ayudar a fomentar el tejido empresarial, algo especialmente importante en estos momentos tan complicados de situación económica y social".