La cadena de suministros (supply chain) es uno de los sectores que más ha tenido que adaptarse a la situación generada por la Crisis del Covid-19. La labor de intermediación entre las empresas productoras y el consumidor final, que antes se daba por sentada, ha adquirido un papel protagonista en lo que a producción, almacenamiento y distribución se refiere.

La razón: estas últimas semanas, cuando el aparato económico a escala mundial se ha visto más afectado por el COVID19, el traslado y almacenamiento de bienes y servicios, la gestión de inventarios y el transporte, no ha cesado sus operaciones. Pero, ¿cómo evitar el desabastecimiento en los mercados o cómo gestionar los stocks cuando los anteriores o posteriores pasos de la cadena han dejado de trabajar? ¿Cómo optimizar los recursos cuando compartes clientes del sector de la alimentación que ha tenido un ligero incremento, con clientes de otros muchos sectores que prácticamente han paralizado su producción? ¿cómo optimizar los flujos de materiales adaptando la supply chain al entorno competitivo del sector?

Es en este punto cuando las empresas se han visto en la necesidad de replantearse su gestión de datos y el consumo de los mismos por parte de los diferentes departamentos, gran parte de ellos teletrabajando. Y es que sin una visión global que comprenda un proceso de control absoluto -desde la misma previsión de la materia prima hasta el producto final, con todas las implicaciones de entrega, calidad y servicio-, difícilmente podrán resultar eficientes ante la competencia, que avanza a pasos de gigante frente a una crisis de este calado. De ahí la necesidad de contar con herramientas que les permitan tener una visión conjunta en real time de todo lo que está ocurriendo. Y es aquí cuando soluciones como la de Zeus Smart Visual Data se han posicionado como referentes en la gestión del dato.

Y es que el reto al que se enfrenta el sector es dejar de interpretar la cadena de suministro como una serie de procesos logísticos independientes, para transformarse en un proceso consolidado del 'data' que, en tiempo real, permita saber lo que está ocurriendo, adelantarse a todo lo que pueda suceder, y agilizar la toma de decisiones.

Los datos dejan de ser solo eso, datos, para transformarse en información útil que traspasa las barreras del papeleo innecesario y se conectan para darle forma y sentido a una cadena de suministros perfectamente coordinada. Es el caso por ejemplo de la Supply Chain Control Tower de Seat, en su factoría de Martorell, donde tienen un control absoluto en tiempo real de lo que está sucediendo en la cadena de suministro, pudiendo anticiparse a los problemas y buscar soluciones colaborativas con los integrantes de la cadena.

El Smart Visual Data abre las puertas al sector de la supply chain para que viva esta transformación:

  • A través de un enfoque global que abarque todo el flujo de la empresa.
  • Con la digitalización e integración del 'data' para monitorizar las fases de la cadena de una forma más eficiente.
  • Mediante la optimización de tiempos y procesos gracias al manejo constante de la información.
  • Gracias al conocimiento en tiempo real de cada una de las etapas que se viven dentro de la cadena, permitiendo adelantarse a cualquier imprevisto.
  • Con soluciones colaborativas en las que intervienen clientes y proveedores como un todo.
  • Permitiendo la evaluación del impacto de cada una de las acciones llevadas a cabo durante la cadena.
  • Incrementando el valor de los predictivos, analytics, entre otros, en el proceso de toma de decisiones.

Se trata de una solución que ya ha desarrollado la empresa Zeus Smart Visual Data y que se ha implementado en diversas compañías. La transversalidad del análisis permite diseñar estrategias en términos de reducción de plazos, optimización del flujo de los procesos e inmediatez en la toma de decisiones.  

Esta capacidad de anticipación y previsión es lo que permitirá poder gestionar a tiempo las incidencias, responder a las demandas del cliente y satisfacer las necesidades de una empresa en términos de coste y producción.

El acceso a la información por parte de todos los agentes involucrados permite que la información relativa a stocks, incidencias, presupuestos, transportes, almacenamientos y entregas, sean presentados en un vistazo y en forma de alertas para actuar con precisión.

Atrás quedan los tiempos en los que las empresas recopilaban cientos de datos en un informe para esperar a que alguien decidiera lo que se iba a hacer.

Con Zeus Smart Visual Data, la capacidad de resolución de incidencias, el control de la cadena y la optimización de procesos es una realidad que, además de minimizar riesgos, mejora los costes, plazos y servicios.

Esta es la nueva era de la supply chain: la transición de un proceso tradicional a uno colaborativo, avanzado, inmediato y de calidad. La supply chain digitalizada es una realidad.