Los exalcaldes de Madrid, de izda a dcha: Álvarez del Manzano, Carmena, Barranco, Gallardón y Botella.

Los exalcaldes de Madrid, de izda a dcha: Álvarez del Manzano, Carmena, Barranco, Gallardón y Botella. E.E

Madrid CORONAVIRUS

Las recetas de los cinco exalcaldes de Madrid para combatir el coronavirus

¿Guerra política? ¿Cerrar la ciudad? ¿Confinar por barrios? Los regidores de la capital evalúan la gestión de la crisis en conversación con EL ESPAÑOL.

26 septiembre, 2020 02:52

Noticias relacionadas

Juan Barranco (PSOE), José María Álvarez del Manzano (PP), Alberto Ruiz-Gallardón (PP), Ana Botella (PP) y Manuela Carmena (Ahora Madrid) son, además de los fallecidos Enrique Tierno Galván (PSOE) y Agustín Rodríguez Sahagún (CDS), los alcaldes de Madrid en democracia. Juan Arespacochaga y José Luis Álvarez, aunque muerto Franco, fueron elegidos a dedo por el Gobierno central.

Madrid es la punta del iceberg coronavírico. El debate acerca de su posible cierre capitaliza portadas, telediarios e informativos radiofónicos. Las autoridades sanitarias ya hablan del riesgo de colapso hospitalario, el confinamiento por barrios ha desatado distintas movilizaciones sociales y las administraciones protagonizan una cruenta guerra política.

EL ESPAÑOL ha charlado con Barranco, Álvarez del Manzano, Gallardón, Botella y Carmena acerca del desafío que afronta la ciudad. Aportan sus recetas, evalúan a su sucesor y desmigan sus vivencias personales desde que se decretó el Estado de Alarma hasta hoy.

Barranco: "¡Que se sienten todos!"

Juan Barranco.

Juan Barranco. Efe

En las elecciones de 1977, Juan Barranco (Santiago de Calatrava, 1947) fue el más joven de los diputados elegidos por Madrid. Discípulo de Tierno Galván, se afilió al PSOE en la clandestinidad. En 1986, tras el fallecimiento de su profesor, se hizo cargo de la alcaldía en funciones. Un título que revalidó en las urnas. Ganó las municipales de 1987. Estuvo en el cargo hasta 1989, cuando el CDS y Alianza Popular unieron fuerzas en una moción de censura.

Saluda con tono jovial. Lo que más le duele de esta crisis es no poder recoger a sus nietas en el colegio. Dice seguir las restricciones "a rajatabla". Escribe artículos y suspende almuerzos. Está libre del virus.

Barranco fue el encargado de hablar con los otros cuatro exalcaldes para unir fuerzas y trasladar su apoyo a José Luis Martínez-Almeida. Alaba al regidor del PP por "buscar el acuerdo desde el primer momento". Un piropo que no hace extensivo a Díaz Ayuso: "Ella ha dedicado gran parte de su tiempo y energías a atacar al Gobierno central".

El exmandatario socialista rechaza hablar de medidas concretas, pero llama a todos los partidos a sentarse en busca del acuerdo, como ocurrió en el Consistorio capitalino: "Es lo más sensato. ¡Por favor, tengamos conciencia de la gravedad del problema!".

A modo de crítica, y con la vista puesta sobre todo en la Comunidad, Barranco asevera: "No hemos aprendido nada. Me produce una gran desazón que se anuncien medidas públicas que luego no se cumplen. Todos esos rastreadores, maestros y médicos que iban a contratar, ¿dónde están?".

-¿Qué le pasa a Madrid? ¿Por qué el virus se propaga con tanta facilidad? No sucede con tanta virulencia en el resto de capitales europeas.

-Madrid, por su numerosa población, arrastra consigo un mayor riesgo. Es evidente. Aunque dicho esto: no creo que adolezca de unos rasgos especiales que la hagan más vulnerable que las demás grandes ciudades. Nueva York sufrió momentos críticos, pero mejoró. Roma, también. Tengo la sensación de que hemos llegado tarde a las acciones más importantes.

Barranco reitera que la pandemia "ha dejado al descubierto las vergüenzas de nuestro sistema sanitario": "Era mentira que teníamos el mejor del mundo".

Del Manzano: "Yo no cerraría Madrid"

José María Álvarez del Manzano.

José María Álvarez del Manzano. Jorge Barreno

José María Álvarez del Manzano (Sevilla, 1937) es el alcalde más longevo de Madrid. Ostentó la vara de mando entre 1991 y 2003. Hombre de mayorías absolutas. Antes, inspector de Hacienda. Y siempre del Betis. Concejal desde 1979 -primero por UCD-, lideró la oposición a Tierno Galván y, ya con el PP, ganó las elecciones municipales recién estrenados los noventa.

Acude con frecuencia al despacho Cremados-Calvo Sotelo, donde sigue trabajando. Ya no va todos los días, como antes de la pandemia. Hace poco, se hizo una PCR porque un "abogado joven" dio positivo. "Estoy limpio", sonríe. El coronavirus acaba de llevarse al que fuera uno de sus escoltas: "Me ha afectado mucho. Era como de la familia. Un tío tan deportista...".

Del Manzano, si de él dependiera, "no cerraría Madrid": "Intentaría equilibrar la defensa de la salud con la de la economía. No podemos llevar a la ruina a tantos pequeños comercios".

"Es una ciudad muy abierta. Eso nos ha determinado siempre. Ahora, nos damos cuenta de que se produce una dificultad para abordar la pandemia", reseña. Alaba a Almeida y rechaza proponer medidas concretas, pero pide un control más exhaustivo del aeropuerto y a una intensa desinfección de la red de transporte público.

El mítico alcalde avisa de que no le gusta "juzgar a sus sucesores", pero sintetiza sobre Almeida y Ayuso: "Están cumpliendo con su deber". Hace un llamamiento a evitar la confrontación: "Es fruto de las ideas políticas, claro, pero debemos evitar la agresividad y los ataques personales".

Álvarez del Manzano se despide con una advertencia sobre las manifestaciones: "En su momento, ya me pareció imprudente lo del 8-M. Luego fue mucho más grave lo de Núñez de Balboa. Lo mismo digo de lo de ahora. Comprendo que la gente tiene derecho a protestar, pero deberíamos buscar otras fórmulas. ¡Aglomeraciones, no! Hay vidas en juego".

Gallardón: "El desafío es más grande que el 11-M"

Alberto Ruiz-Gallardón.

Alberto Ruiz-Gallardón. EFE

Alberto Ruiz-Gallardón (Madrid, 1958) es el único exalcalde de Madrid que también fue presidente de la Comunidad (1995-2003). Más tarde, se convirtió en ministro de Justicia. Abogado y fiscal. Desciende del compositor Isaac Albéniz y es primo lejano de Trinidad Jiménez, la ministra de Zapatero, a la que se llegó a enfrentar en unas elecciones municipales.

También está libre del coronavirus. Vive con su mujer y uno de sus hijos. A lo largo de la pandemia, han fallecido varios amigos. De ahí su "enorme disciplina": "En casa, cumplimos escrupulosamente las normas".

-¿Por qué los datos de Madrid son peores que los de otras capitales europeas?

-Para contrastar a esa pregunta, creo que deberíamos comparar a Madrid con la media española y al resto de capitales con las de sus países. Me gustaría conocer ese diferencial para comprobar la proporción. También son factores importantes la densidad de población y la movilidad. Comparar a Madrid con París o Roma en términos absolutos no da suficiente información.

Gallardón rechaza aconsejar medidas concretas a Almeida: "Sé lo que es estar al frente del Ayuntamiento y la Comunidad. Sólo alguien con acceso a toda la información puede opinar al respecto. El alcalde tiene mi absoluto respaldo".

El también exministro pide a los ciudadanos que "miren más a los acontecimientos de acuerdo que a los de confrontación". Carga contra las manifestaciones "de derechas y de izquierdas": "En un momento como este, son una absoluta irresponsabilidad. Mi reproche para unos y otros".

-¿La pandemia es el desafío más delicado en democracia desde el punto de vista de la gestión?

-Sin duda alguna. Hay quien dice que la gestión del 11-M fue más complicada, pero yo no lo creo. Aquel día, a las diez de la mañana, conocíamos el error, pero sabíamos que no iban a explotar más bombas. Sus efectos estaban delimitados. Hoy, no. No sabemos cuándo van a dejar de 'explotar las bombas'.

Botella: "Debemos reinventarnos"

Ana Botella.

Ana Botella. Efe

Ana Botella (Madrid, 1953) comenzó a militar en Alianza Popular con apenas veinticinco años. Forma parte del Cuerpo de Técnicos de Administración Civil del Estado. Fue elegida concejala del Ayuntamiento de Madrid en 2003. En 2011, tras la marcha de Gallardón al ministerio de Justicia, se convirtió en la primera mujer alcaldesa de la capital.

Entre los trece hermanos Botella, ha habido varios contagiados. Algunos de ellos son médicos. Uno estuvo ingresado. A lo largo de esta pandemia, ha muerto su suegra -la madre de José María Aznar-, un entrenador personal de su marido íntimo de la familia y otros buenos amigos. "No han pasado quince días sin dar un pésame", lamenta.

"Atravesamos una situación muy novedosa. Debemos reinventarnos. Quienes más difícil lo tienen son los que toman las decisiones", dice en referencia a José Luis Martínez-Almeida.

Botella encomia la labor del actual alcalde: "Lo está haciendo fantásticamente bien desde el principio. Ha sido eficaz y empático. Emplea un lenguaje llano, que comprende todo el mundo. Además, tiene muy buena formación jurídica y cultural".

Igual que sus predecesores, lanza el siguiente llamamiento sobre las manifestaciones: "La salud es muy superior a la protesta en este momento. Las aglomeraciones no son buenas. ¡Es tan evidente! Tengamos cuidado, por favor".

Carmena: "Intensifiquemos los rastreos"

Manuela Carmena.

Manuela Carmena. Efe

Manuela Carmena (Madrid, 1944). Abogada laboralista, jueza. Ex del Partido Comunista, alcanzó la alcaldía de la capital en 2015 con una campaña que resultó un fenómeno pop. Lo hizo a través de un movimiento municipalista llamado Ahora Madrid, donde confluyeron políticos de distintas siglas, todas a la izquierda del PSOE.

Atiende esta llamada mientras trabaja en casa. Centrada en una iniciativa altruista llamada "Cosiendo el paro". También está preparando el lanzamiento de una asociación llamada Ética. Ha tenido positivos muy cerca. Y ha comprobado cómo "no se les ha aislado" convenientemente.

Ahí radica una de las principales críticas de Carmena a la gestión actual: "¿Cómo es posible que no se intensificara la labor de rastreo desde el mismo momento de la desescalada? Todos los positivos en cuarentena deberían ser objeto de un seguimiento y de una disciplina. Eso no está ocurriendo. También debe confinarse a los negativos que han estado en contacto estrecho con los positivos. No entiendo cómo no se ha utilizado para ello una estructura tan importante como Madrid Salud".

-Usted ha gobernado Madrid y conoce los medios. ¿Realmente es posible ese rastreo tan intenso que propone?

-Sí. Además, contamos con un grandísimo número de funcionarios. El rastreo es un control administrativo, no hacen falta conocimientos médicos.

Carmena pide al alcalde que tenga más en cuenta las "estructuras barriales, las asociaciones de vecinos y los delegados de distrito": "Desde la cúspide de las instituciones, no es posible realizar un trabajo realmente efectivo cuando entra en juego la conducta de tantos ciudadanos".

Sobre la confrontación, dice: "Lo verdaderamente importante son los cómos y no los quiénes. En cualquier caso, utilizar la pandemia para chocar políticamente es una vergüenza". A Almeida y Ayuso les pide que intensifiquen los rastreos para que "el nivel de incumplimiento de los positivos en relación a las cuarentenas sea mínimo".

-¿Qué opina de las manifestaciones?

-La manifestación es un derecho constitucional, pero debe hacerse respetando absolutamente todas las normas sanitarias. El derecho sigue en vigor, pero, por favor, respetemos todas las disposiciones sanitarias.