José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís.

José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís.

Madrid

Un pebetero con el lema "vuestra llama nunca se apagará" recordará a los fallecidos en Madrid

Con motivo del día de San Isidro, el Ayuntamiento de Madrid ha inaugurado un monumento a las víctimas del coronavirus. 

15 mayo, 2020 11:57

Noticias relacionadas

Las víctimas de la pandemia del coronavirus serán recordadas en Madrid con un pebetero instalado en la calle Alcalá, frente al Palacio de Cibeles, un monumento inaugurado por el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, este viernes.

Su encendido será el primero de los austeros actos con los que el Consistorio celebrará este año la festividad de San Isidro, patrón de los madrileños. El pebetero tiene la inscripción "Vuestra llama nunca se apagará en nuestro corazón" y será un homenaje a los fallecidos durante la pandemia en Madrid. 

"Héroes son todos los madrileños"

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha llamado a construir el mañana “con humildad, empatía y el aliento de quienes nos han dejado”, en el acto solemne en el que el Ayuntamiento ha entregado su máxima distinción, la Medalla de Honor, al pueblo de Madrid por su "responsabilidad y solidaridad” durante la pandemia.



El alcalde de Madrid ha entregado esta distinción a Mónica López, médica internista en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid que ha representado al conjunto de todos los madrileños y es una de las pacientes que se han recuperado de la COVID-19.

“En su patrón Madrid viste de luto. Pocos San Isidros más tristes podemos imaginar que el que hoy estamos viviendo”, ha dicho el alcalde, recordando a los muertos por el coronavirus y dedicando un especial homenaje a los 10 trabajadores de la capital que han muerto a causa del Covid-19.

“Ser madrileño no tiene que ver con filiaciones políticas ni con el lugar de nacimiento, es un estado del espíritu (...) Madrid  es patria, refugio y amparo de gentes generosas, que aman la libertad y no temen el futuro”, ha destacado Almeida.

Para el regidor, “esta medalla no hace distinción entre los héroes, porque héroes son todos los madrileños” y ha citado a empleados de supermercado, farmacias, funeraria, agentes de movilidad, EMT, personal de limpieza, donantes, policías o bomberos que “se han enfrentado a la pandemia desde la primera línea”, también al resto de los madrileños que se han enfrentado desde su primera línea “la casa de cada uno”, haciendo un ejercicio de “responsabilidad individual y solidaria”.

El alcalde de la capital ha llamado a la prudencia “para no malograr los sacrificios que todos estamos haciendo”.

Vargas Llosa alaba a los madrileños


El escritor premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa ha alabado la acción del pueblo de Madrid frente al Covid-19, a quienes ha descrito como unos "soldados" que han luchado "a manos descubiertas" contra esta "pandemia medieval" que ha adoptado en ocasiones forma de "demonios".

Vargas Llosa ha pronunciado estas palabras durante el acto de entrega de la Medalla de Honor al pueblo de Madrid con motivo de San Isidro. El autor de 'Travesuras de la niña mala' ha sido el encargado de pronunciar la 'laudatio', esto es, el discurso donde se reconocen los méritos del agraciado.

"Creíamos haber alcanzado con el progreso el dominio de la naturaleza; pensábamos que la naturaleza no podía sorprendernos y menos derrotarnos, y la experiencia del Covid-19, de esta plaga medieval, para la que nadie, ningún país estaba preparado, nos ha vuelto seguramente menos arrogantes, más humildes", ha expresado.

Si bien, ha puesto en valor que "en el futuro habrá mejores aptitudes para dedicar a la ciencia y a la técnica que poco apoco van conquistando los recursos necesarios para no tener en el futuro sorpresas tan desagradables como esta".

Ante esta pandemia, ha continuado, en la que parecía haberse dado un regreso a la Edad Media, los madrileños han "luchado en condiciones muy difíciles, a veces sin la protección necesaria, sin los apoyos necesarios", pero que han conseguido "derrotar a la pandemia, está retrocediendo".

También ha hecho mención a la necesidad ahora de "afrontar las secuelas de esta pandemia, es decir, lo que va a dejar en el campo social, económico, y que va a requerir de un heroísmo menos espectacular, pero más silencioso".

"Ama la libertad"

Mario Vargas Llosa ha dedicado parte de su intervención a la "libertad" que se respira en Madrid, una capital que "ama la libertad" y que "tantos extranjeros han elegido para convertirse en madrileños".

"Madrid abre sus puertas y ventanas; hay pocos madrileños de origen. Madrid es una historia sin racismo. Ese amor a la libertad se ha manifestado de una manera ejemplar pues quizá es la ciudad más cosmopolita de todas", ha alabado.