Dani Ceballos, subiendo el balón

Dani Ceballos, subiendo el balón REUTERS

Fútbol REAL MADRID

Ceballos, el nuevo ‘caso Isco’ en el Real Madrid

El inicio de temporada del Real Madrid de Lopetegui está siendo positivo por muchos aspectos. Uno de ellos, claramente, es el juego expuesto. El equipo ha aprendido rápidamente los conceptos del técnico vasco y se puede observar una clara identidad en los partidos del combinado merengue. Además del estilo y de los buenos resultados cosechados en La Liga, el nuevo técnico del Real Madrid ha dado cabida a algunos jugadores.

Entre ellos se encuentra Ceballos. El joven centrocampista ha cambiado por completo su rol en el equipo. Solo conocerse la salida de Zidane, los análisis ponían al utrerano como uno de los grandes beneficiados. Más todavía teniendo en cuenta la gran reputación que tiene Lopetegui en lo que respecta a la gestión de jóvenes jugadores.

Con el vasco cuenta para el equipo y esa inmersión en la rotación blanca le ha abierto una nueva puerta: la de la Selección. Luis Enrique confirmó su presencia en la lista el pasado viernes y este lunes ya ha ido acompañado de sus amigos del Real Madrid como Marco Asensio.

Ceballos y Carvajal, celebran juntos un gol.

Ceballos y Carvajal, celebran juntos un gol. Rodrigo Jimenez EFE

La nueva vida con Lopetegui y la llamada de Luis Enrique

Ceballos acabó como uno de los jugadores con menos minutos del Real Madrid. Concretamente 899 repartidos en 21 partidos en los que contó con una mínima presencia. Las polémicas no estuvieron ausentes y archiconocida es la sustitución a falta de unos segundos que realizó Zidane en Butarque y que llevó al técnico a disculparse en público. Pero todo eso forma parte del pasado.

Si a la salida de Zidane se sumó la llegada de Lopetegui, con la marcha de Kovacic al Chelsea se le abrió una nueva puerta. El croata era uno de los competidores de Ceballos en la carrera por minutos y esa baja, así como la ausencia de fichajes en dicha posición, le venía bastante bien.

Tras 127 minutos en tres partidos de los cuatro que ha disputado el Real Madrid de manera oficial, Ceballos tiene el nuevo sueño de ganarse un puesto en la Selección donde, pese a la sorpresa, faltarán nombres de gran calibre como Koke o Lucas Vázquez.

Isco Alarcón, controlando un balón

Isco Alarcón, controlando un balón REUTERS

Las similitudes con el pasado de Isco

Isco y Ceballos no se parecen simplemente en sus raíces andaluzas, también en su desarrollo en el Real Madrid. Ambos llegaron jóvenes, con las expectativas muy altas y después de haber brillado en las categorías inferiores de la Selección.

Y su paso por el Madrid, como para cualquier jugador, no ha sido fácil. Isco, pese a su gran calidad, no contó con todos los minutos que pretendía. El curso pasado, algo disgustado, pidió públicamente tener más peso en el Real Madrid. Las convocatorias de Lopetegui para que jugara en la Absoluta le servían como vía de escape para, según él, contar con toda la confianza del míster.

Zidane no dejó pasar la oportunidad y tras sus grandes actuaciones decidió aumentar la jerarquía de Isco en el equipo. Y ese es el objetivo de Ceballos. Cuenta con la confianza del club y de un entrenador que le cerró la puerta a todos sus pretendientes este verano, por lo que el balón está en su tejado si quiere consagrarse a nivel nacional.

Ceballos, en compás de espera: entre el Betis y el Madrid

Ceballos, en compás de espera: entre el Betis y el Madrid

La gran apuesta delReal Madrid

El utrerano fue uno de los jugadores más codiciados del verano de 2017. Su buen hacer con el Betis y sus apariciones con las categorías inferiores de la Selección le pusieron en el punto de mira de los grandes. Entre ellos, como suele ser habitual, el Real Madrid. La entidad merengue se fijó en su talento y decidió involucrarle en el proyecto joven que se está impulsando.

Sin embargo, su llegada no iba a ser nada fácil. El Barcelona y la Juventus también quería contar con sus servicios. Y el Betis, con necesidades económicas para seguir reforzando la plantilla, simplemente se decantaría por aquel club que enviara la oferta más satisfactoria para la entidad verdiblanca.

Después de muchos tiras y aflojas, y de una presión constante del Barcelona que simplemente optó por ofrecer al jugador un gran contrato y no un proyecto de futuro, Ceballos optó por llegar al Real Madrid y acompañar a los Asensios, Lucas y compañía. A pesar de sus escasos minutos con Zidane, los intereses levantados hasta en la opción de una cesión en Turín, se disiparon completamente.