Lewandowski celebra un gol. Foto Instagram (@_rl9)

Lewandowski celebra un gol. Foto Instagram (@_rl9)

Fútbol

El último guiño de Lewandowski al Real Madrid

El jugador polaco ha dejado claro que quiere cambiar de aires durante una entrevista en The Players Tribue. Lewandowski tiene como objetivo recalar en el Real Madrid pero en el Bayern no le pretenden dejar la puerta abierta. No jugar siempre en la misma liga es su última confirmación al club alemán.

Noticias relacionadas

Robert Lewandowski ha repetido hasta la saciedad que quiere dejar el Bayern. Lo ha reconocido su propio representante en varias ocasiones y en una entrevista con The Players Tribune lo ha vuelto a constatar. No quiere jugar siempre en la misma liga, en este caso la Bundesliga, lo que significaría un cambio de aires que estaría fuera de Alemania.

El destino preferido por el jugador es el Real Madrid. El club merengue lleva mucho tiempo en la órbita de Lewandowski y viceversa. Sin embargo, las complicaciones con un Bayern que siempre es duro a la hora de negociar han alejado los caminos de ambas partes. Pero el delantero tiene claro que su acuerdo con el conjunto alemán debe acabar. Por el momento, con 29 años que tiene, reconoce que puede "jugar aún muchos años más" si no tiene ninguna lesión. "Hace unos años dije que no quería jugar toda mi carrera en una misma liga, eso es seguro, pero ahora no puedo decir que me espera en el futuro", apunta.

Lewandowski celebra un gol con el Bayern Múnich. Foto: Twitter (@lewy_official)

Lewandowski celebra un gol con el Bayern Múnich. Foto: Twitter (@lewy_official)

Lewandowski. Foto Twitter (@FCBayern)

Lewandowski. Foto Twitter (@FCBayern)

Y es que esta actitud es la que han tomado la mayoría de jugadores del Mundial. No meterse en los rumores sobre su futuro y concentrarse plenamente en lo que está por venir con sus respectivas selecciones. "No pienso ahora en eso porque estoy centrado en lo que debo hacer en el siguiente partido o la próxima semana, pero no en el próximo mes o más allá", aseguraba sobre lo que hará la próxima temporada.

Con el Real Madrid en la recámara, las únicas declaraciones que no terminan de gustar en el círculo del madridismo son unas en las que reconoce que su mejor entrenador "sería Pep" porque cambió su "forma de ver el fútbol". Se explica y justifica que "hablaba mucho con él sobre lo que debería hacer". "A veces me decía que yo era el mejor y quería saber que opinaba yo", dice. Un reencuentro que no será posible, al menos en la capital española.