Sergio Ramos celebra un gol ante el Nápoles

Sergio Ramos celebra un gol ante el Nápoles

Fútbol

¡Ramos al rescate!

Cuando se crea que el Real Madrid no tiene nada que hacer, que todo está perdido, aparece Sergio Ramos al rescate. El capitán blanco, cual superhéroe, ha salvado al Madrid de situaciones límites en innumerables ocasiones. Desde la final de Lisboa ha sumado 21 goles, 18 de los cuales han llegado cuando el equipo perdía o empataba.

El Real Madrid, contra las cuerdas. Con 1-0 en el marcador, un gol más del Nápoles despedía al conjunto blanco de su competición fetiche, la Champions League. El conjunto napolitano apretaba aupado por su afición pero de repente apareció un hombre que silenció a todo el estadio y devolvió las cosas a su cauce. Quién sino, Sergio Ramos.

Dos golpes secos en apenas cinco minutos que dieron la vuelta al marcador y terminaron con las esperanzas de los italianos. Su socio perfecto, Toni Kroos, le puso el balón donde a Ramos más le gusta y no falló. Siempre en el momento idóneo.

'Súper Sergio Ramos', como le apodó Arbeloa tras su última hazaña, siempre aparece cuando más se le necesita. Hay que remontarse hasta 2014 para conocer el resurgir de un superhéroe nacido en Camas. Primero Múnich, después Lisboa. El gol de la Décima le daría a conocerse como killer en todo el globo.

LOS NÚMEROS DE 'SÚPER RAMOS'

Desde entonces se ha convertido en el amuleto del Madrid. Casi tres años después de una de las mejores veladas de la historia del conjunto blanco, Sergio ha seguido acudiendo al rescate de su equipo en innumerables ocasiones. Los números asustan. 21 goles en este tiempo, 18 de los cuales han sido para adelantar al Madrid o poner las tablas en el marcador.

Contra San Lorenzo, la Undécima... y este curso la Supercopa de Europa, Villarreal, Barcelona, Dépor y ahora en San Paolo ante el Nápoles. Por el camino otros tantos hitos del camero que ha visto como esta temporada se ha tenido que enfundar las mallas y la capa hasta en nueve ocasiones, mejor registro de toda su carrera. Siempre Ramos, el superhéroe que tanto necesita el Madrid.