Mediaset y DAZN se han unido para pujar juntos por la Copa del Rey que se enfrenta a su tercera ronda de negociaciones para adjudicar los derechos televisivos de la competición durante las próximas tres temporadas. La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) espera sacar 45 millones de euros por temporada, una cifra que ha estado lejos de alcanzarse hasta ahora.

Noticias relacionadas

En estos anteriores procesos se presentaron Mediaset en solitario, Mediapro -que presentó la oferta más altas, en torno a 13 millones de euros por temporada- y Movistar que se unió a TVE para tener mayores posibilidades de comercializar los derechos, tanto en pago como en abierto.

No obstante, la RFEF declaró desierto el concurso y convocó un nuevo proceso con plazo para presentarse hasta el 25 de octubre. De esta manera, según ha confirmado este diario solo dos ofertas se mantienen, la de Movistar y TVE a la que se suma Mediaset que se ha unido con DAZN, según ha podido confirmar EL ESPAÑOL.

Mediapro anunció hace dos semanas que no presentaría ninguna oferta para la adjudicación de los derechos domésticos de la Copa del Rey, así como tampoco para la comercialización de los derechos en Europa y el resto del mundo para las próxima tres temporadas.

Retirada de Mediapro

"Después de constatar la falta de voluntad de la RFEF de otorgar dichos derechos a la mejor oferta presentada en el anterior concurso, Mediapro ha decidido, con su retirada, no seguir colaborando en este simulacro orquestado por la RFEF", argumentó la compañía audiovisual.

Mediapro aseguró que no participaría "en el nuevo simulacro organizado por la RFEF, que una vez más ignora las normas para llevar a cabo su criterio discrecional en abuso de su posición de dominio".

La Federación decidió este año realizar la adjudicación de los derechos de televisión de la Copa del Rey con sus propios medios y romper el acuerdo con LaLiga que en el último ciclo había comercializado los derechos del campeonato junto con la Liga española y como un lote independiente.

Contrato con LaLiga

Las fuentes consultadas indican que fruto de este acuerdo LaLiga le pagaba 17 millones de euros al año limpios a la Federación a cambio de asumir además los costes de producción de los partidos y la señal de televisión. No obstante, tras la guerra entre Rubiales y Javier Tebas, la RFEF decidió ir por su cuenta y negociar personalmente los derechos de televisión del campeonato por las próximas tres temporadas.

Una decisión que podría no haber sido la más correcta si se hacen las cuentas. De hecho, fuentes de las cadenas indican que es muy difícil que lleguen a esta cifras, considerando lo distantes que están las ofertas de los operadores de televisión de lo que pide Rubiales.

Recordemos que a lo ingresado se deben restar los costes de producción del evento, que en el anterior contrato asumía LaLiga como gestor de los derechos. Si consideramos que las ofertas estarán difícilmente por encima de los 30 millones, será muy difícil que queden limpios a la Federación cifras que estén por encima de lo que les pagaba Tebas.