El 65% de los trabajadores de informativos de RTVE votaron en contra del nombramiento de Enric Hernández como director de Información y Actualidad, cargo de nueva creación en la Corporación dirigida por la administradora única Rosa María Mateo. No obstante, estamos hablando de un referéndum no vinculante en el que solo participó el 20,1% del censo.

Noticias relacionadas

Dado que es un puesto nuevo, que todavía no figura en ningún organigrama conocido, pero que se anunció públicamente que su labor incluiría la coordinación de la información entre los distintos canales y emisoras de RTVE y además unificaría criterios entre informativos y magazines, los Consejos de Informativos de RTVE decidieron celebrar una consulta a los profesionales directamente afectados por dicha jefatura.

De esta manera, el censo confeccionado ha sido un censo nuevo y distinto al que se ha empleado en los referéndum anteriores. "Dadas las características de la nueva jefatura se entendía que debería ser un nuevo censo con las personas directamente bajo su mando", han indicado desde los Consejos de Informativos de TVE, RNE y RTVE.es.

Baja participación

De esta manera, 3.211 trabajadores estaban en condiciones de votar, pero solo 645 lo hicieron, el 20,1% del total. De éstos, el 65%, (419 votos) lo hicieron en contra, el 14,7% a favor (95 votos) y el 20,3% fueron votos en blanco (131 papeletas).

Los Consejos de Informativos de RTVE lamentaron la baja participación en este referéndum que aunque no sea vinculante, "sí es un instrumento que tienen los profesionales para mostrar su posición sobre los cargos directivos de los que dependen".

De esta manera, y recordando el 65% de votos en contra, han recordado que acogen con cautela el nombramiento de Enric Hernández. "Los Consejos de Informativos de RTVE lamentan la baja participación en este referéndum que, aunque no sea vinculante, sí es un instrumento que tienen los profesionales para mostrar su posición sobre los cargos directivos de los que dependen", han indicado.

Finalmente confían en que "se defiendan los principios de calidad, independencia, rigor y pluralidad que establecen la Ley de la radio y la televisión de titularidad estatal, el Estatuto de Información y los Principios de programación".