El 26-M es una fecha señalada no sólo para los políticos que se juegan su futuro de los próximos cuatro años, es además un día particularmente importante para las emisoras de radio generalistas. Las elecciones locales y europeas de este domingo coinciden con el final del trabajo de campo del Estudio General de Medios (EGM), periodo en el que el medidor realiza sus últimas entrevistas para medir las audiencias de las emisoras de radio. 

Noticias relacionadas

De esta manera, la cobertura electoral de las principales cadenas en esta jornada electoral será clave en la medición de audiencias que se conocerá a finales de junio. El EGM es un indicador que mide el grado de recuerdo que tienen los oyentes de programas y emisoras, por lo que un gran despliegue este domingo garantizaría casi automáticamente que las emisoras más destacadas tengan un "extra" de audiencias en el tramo final de la medición.

El calendario oficial del EGM indica que el 4 de junio finaliza el trabajo de campo con entrevistas personales y el 11 de junio lo hacen las entrevistas telefónicas, con lo que se recoge la muestra de los datos que se conocerán el próximo 26 de junio. Es así como, todavía con la cobertura electoral radiofónica en mente de los oyentes, el EGM enfilará sus últimos 20 días de estudio donde se concentran buena parte de los resultados finales. 

Una situación que lógicamente no ha pasado desapercibida para las dos emisoras que se disputan el primer lugar del liderazgo generalista: Ser y Cope. Las dos cadenas han decidido tirar de sus equipos de gala para la cita electoral. Mientras que la emisora de Prisa pondrá a Pepa Bueno a dirigir el Carrusel Electoral 26-M; la cadena de los obispos tendrá a Carlos Herrera presentando Especial Elecciones.

La lucha empieza a las 20.00 horas

La Ser realizará un programa especial dirigido y presentado por Pepa Bueno a partir de las 19.50 horas. El avance de los primeros datos de participación y el resumen de los principales sondeos ocuparán el primer tramo del programa, donde la comunicadora estará acompañada de Javier Ruiz y Aimar Bretos, en la gestión de los datos, y contará con la opinión y el análisis de Ignasi Guardans, Fernando Vallespín, Ignacio Ruiz Jarabo, Teo León Gross, Kiko Llaneras, José Mª Calleja, Jesús Maraña y Mariola Urrea. 

Además, para recoger las reacciones de los protagonistas de esta cita electoral se llevarán a cabo conexiones en directo con los periodistas de la Ser desplazados a las sedes de los partidos y con los corresponsales en Europa: Begoña Arce (Reino Unido), Griselda Pastor (Bruselas), Joan Solés (Italia), Carmen Vela (Francia) y Carmen Viñas (Alemania).

Por su parte, Cope ofrecerá el Especial Elecciones Generales 2019, dirigido por Carlos Herrera. El especial arrancará a partir de las 20.00 horas con un sondeo que dibuje una fotografía del resultado electoral. Un trabajo de campo hecho por toda España de la mano de IMOP Insights.

Carlos Herrera estará acompañado del director de La Linterna, Ángel Expósito hasta la medianoche, la codirectora de La Tarde, Pilar Cisneros ofrecerá el resultado que obtengan los partidos desde el centro de datos y Fernando de Haro será el encargado de palpar el ambiente en cada una de las sedes de los partidos.

Carlos Herrera recorta distancias

Una despliegue digno de las ocasiones de gala ya que estas dos emisoras no solo se juegan el liderazgo informativo, sino buena parte del EGM en un momento en que sus resultados están más apretados que nunca y con la Cope y Carlos Herrera recortando distancias. En la última oleada de abril de este año la cadena de los obispos sumó 587.000 nuevos oyentes hasta situarse en los 3.303.000.  

En el otro lado de la moneda, encontramos a Cadena Ser, que pese a seguir liderando con holgura en los 3.987.000 seguidores, se dejó 152.000 oyentes desde noviembre del año pasado. Nunca la diferencia fue tan estrecha en la historia reciente de las dos cadenas: solo 684.000 oyentes de diferencia a favor de la emisora del grupo Prisa.

Una distancia que en el caso de sus programas estrellas de las mañanas se estrecha aún más. Carlos Herrera logró un nuevo récord con 2.492.000 oyentes, sumando 466.000 seguidores desde noviembre del año pasado. Por su parte, Hoy por Hoy con Pepa Bueno y Toni Garrido llegó a los 2.640.000 oyentes y se dejó 120.000. La diferencia entre los dos programas también es la mínima y llega a solo 148.000 seguidores.

Estamos hablando de un EGM altamente politizado por la campaña electoral y por el tirón de nuevas fuerzas políticas como VOX, lo que ha beneficiado a los programas informativos y en especial a emisoras como Cope que tienen posturas más conservadoras. De hecho, como ya contó este diario, el gran crecimiento de Herrera ha venido de la mano del partido de Santiago Abascal, un político que sólo suele dar entrevistas al comunicador de la Cope.

El EGM de junio es además el último del curso, por lo que las dos cadenas han apurado todos los recursos posibles para marcarse una buena jornada electoral que aporte un grano de arena a sus audiencias de la oleada. Con esta premisa no sorprende que sus dos principales voces sean las encargadas de liderar la cobertura informativa. A finales de junio veremos quién gana la batalla.