La Real Federación de Fútbol de España (RFEF) ha confirmado este viernes que mantiene la adjudicación a TVE de la emisión de la final de la Copa del Rey que se jugará mañana sábado. Esta decisión se ha tomado pese que a que un juzgado suspendió la subasta y les obligó a abrir el sobre con la oferta de Mediapro.

Noticias relacionadas

A las 17.00 horas de este viernes se ha abierto el sobre en la sede de la RFEF, en presencia del notario y de la representación legal de la citada compañía, pero el organismo presidido por Luis Rubiales ha indicado que "es imposible", por falta de tiempo, "convocar a los cuatro operadores para proceder a nueva ronda de ofertas".

La RFEF ha indicado que, al mismo tiempo, "podrían concurrir causas de incompatibilidad para la emisión de dicho partido por parte de Mediapro, según prevé el Real Decreto Ley 5/2015".

Mediapro prepara una demanda

En el auto que obligó a la RFEF a abrir el sobre de Mediapro -excluidos orginalmente del proceso, según la Federación por tener abiertos procesos judiciales- se indica que la productora de Jaume Roures ofreció 1,7 millones de euros, un valor según las fuentes consultadas por este diario, está "muy por encima" de lo pagado por TVE.

De esta manera, la RFEF confirma que la final de la Copa "será televisada por RTVE, al ser el operador que ha planteado la propuesta económica de mayor cuantía". No obstante, lo que no dice la Federación es que ha tenido que aceptar la primera oferta de TVE, antes de la segunda puja sin Mediapro y por debajo de sus pretensiones iniciales. Y todo ello pese a la oferta más alta de Roures.

Es así como la RFEF no solo ha recaudado menos dinero por no considerar a Mediapro, sino que además ingresará menos que la segunda oferta de TVE, ya que la segunda puja fue anulada En función de todos estos acontecimientos, este diario ha confirmado que Mediapro ya prepara una demanda ante la justicia para pedir daños y perjuicios ante lo que consideran una clara discriminación.

"Si el juez ha dado un fallo tras solo cuatro horas de análisis, a la RFEF le daba tiempo de sobra para activar la subasta este viernes", dicen fuentes de la productora a EL ESPAÑOL.