Después de dos años de tortuosas negociaciones los Ministros de Economía de la Unión Europea acabaron el pasado martes con la discriminación del IVA a las publicaciones digitales. La nueva normativa, que equipara el impuesto al consumo al de las publicaciones impresas, supondría en el caso de España rebajar el actual tipo del 21% al superreducido del 4%, 17 puntos menos.

Noticias relacionadas

No obstante, según se ha acordado en la Unión Europea, la rebaja no será obligatoria: cada Gobierno podrá decidir si la aplica o no y mantener el control sobre su impacto presupuestario. En España estamos hablando de una de las demandas históricas del sector y que, como pocos temas, ha conseguido la unanimidad de todos los editores. Una petición que, de momento, no cuenta con un apoyo expreso del nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Después de su aprobación el martes pasado, la ministra de Economía y Empresas, Nadia Calviño, eludió comprometerse a aplicar este nuevo tipo impositivo: todavía no sabe si el Gobierno de Pedro Sánchez hará uso de esta posibilidad. "Es una buena noticia que tengamos esa posibilidad y veremos junto con la ministra de Hacienda si es conveniente hacerlo en nuestro país y, en su caso, cuándo habría que tomar esa decisión".

Aplicación "con urgencia" en España

Frente a estas palabras, los representantes de los diarios españoles reunidos en la Asociación de Medios de Información (AMI) -la ex AEDE-, y la Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas (AEEPP) han pedido unánimemente que el Gobierno actué con urgencia y que aplique cuanto antes el nuevo régimen fiscal que ha autorizado Bruselas.

Según han indicado el director general de la AEEPP, Carlos Astiz, y el director general de AMI, Ramón Alonso, a EL ESPAÑOL, no tiene sentido que en España sigan existiendo diferentes tipos de IVA “dependiendo del soporte”, por lo que piden trasponer la nueva norma “de la manera más inmediata posible” para que el periodismo digital “pueda desarrollarse en las mejores condiciones” y emprenda su verdadero despegue en los próximos años.

De hecho, desde las dos asociaciones se recuerda que el IVA a las publicaciones digitales no es igual en todos los países de la Unión Europea. España con un gravamen del 21%, se sitúa como el décimo país con el IVA digital más alto de Europa, superando a países de nuestro entorno y con economías similares como Francia, Alemania o Italia.

Lastre tributario del IVA

Tanto AMI como la AEEPP -que en conjunto representan a casi la totalidad de los diarios digitales españoles- recuerdan que las publicaciones digitales compiten en un entorno globalizado en el que los diarios de nuestro país se encuentran en desventaja por el lastre tributario del IVA del 21%.

Ramón Alonso, de la AMI, indica que su aprobación supondría un impulso para la actividad de los medios de comunicación “en su apuesta por el periodismo de calidad y la excelencia informativa”. Esta asociación ha celebrado la aprobación europea, pero a la vez ha hecho un llamado al Gobierno para que aplique "con la mayor celeridad" las medidas necesarias para reducir el tipo de IVA a las publicaciones digitales españolas.

Desde la AEEPP han señalado a este diario que en su última reunión con el Ejecutivo han transmitido al equipo de Pedro Sánchez la necesidad de tener un nuevo IVA para las publicaciones digitales como e-books, periódicos y revistas online. Respecto de la respuesta del nuevo Ejecutivo, han indicado que les “parece razonable” su adopción y se comprometieron a “meditarlo”.

"Se abordará en las próximas semanas"

Carlos Astiz ha recordado que este nuevo IVA digital es una demanda que vienen exigiendo a los sucesivos gobiernos desde el año 2010, primero a José Luis Rodríguez Zapatero y luego a Mariano Rajoy. Precisamente fue el último Ejecutivo del PP el que se comprometió a adoptar el acuerdo que se alcanzara en Bruselas, algo que, de momento, no ha hecho el actual inquilino de Moncloa.

Respecto del tema, fuentes del Ministerio de Hacienda han indicado a este periódico que desde España siempre se ha defendido “vehementemente” esta medida y que durante los dos años que se ha negociado en Bruselas, la posición española ha sido favorable a la reducción de IVA.

No obstante, también han indicado que la decisión respecto de su aplicación aún no está tomada y que se abordará en las próximas semanas. Estamos hablando de las negociaciones para los presupuestos del próximo año que se siguen produciendo a marchas forzadas en todos los niveles.

Aumento de la cuota digital

De acuerdo con las normas fiscales vigentes, los países de la UE pueden aplicar un IVA reducido, superreducido o incluso cero a las publicaciones en papel, como libros, periódicos y revistas. En cambio, las publicaciones digitales están sometidas al tipo general porque se les considera servicios electrónicos. De hecho, el Tribunal de Justicia de la UE ha condenado a países como Francia o Luxemburgo por intentar rebajar unilateralmente el impuesto.

La reforma permite ahora a los Estados miembro acabar con esta discriminación y equiparar los tipos impositivos que gravan los periódicos digitales con los de las obras impresas. Las nuevas reglas se aplicarán de forma temporal, a la espera de que se apruebe el nuevo sistema definitivo para el IVA. Bruselas ha propuesto una reforma que permitiría a los Gobiernos más flexibilidad a la hora de fijar los tipos de IVA en todos los productos. Pero la tramitación también durará años dado que se requiere de nuevo la unanimidad de los Estados miembros.

La cuota de mercado para las publicaciones digitales en la UE se sitúa actualmente en el 5% y está previsto que aumente a alrededor del 20% de aquí a 2021, según los cálculos de Bruselas.