El País, El Mundo, La Vanguardia, ABC y La Razón han ganado lectores. Y además lo han hecho al mismo tiempo y en la misma oleada del Estudio General de Medios (EGM). No estamos hablando del EGM del año 2007, nos referimos a la primera oleada del 2018, en plena crisis de modelo y con las difusiones por los suelos y cayendo al ritmo de dos dígitos.

Noticias relacionadas

No es una broma del Día de los Inocentes. El País ganó un 4% hasta los 1.128.000 lectores de media diaria, 48.000 más si los comparamos con datos del EGM de diciembre. Por su parte, El Mundo ganó 74.000 lectores (un 11% más) hasta llegar a los 736.000. Una situación similar ha vivido ABC que ha ganado 19.000 fieles hasta los 437.000 y La Razón que ha mejorado en la misma cantidad hasta los 235.000 lectores.

Ganan 157.000 lectores

Entre las cuatro cabeceras editadas en Madrid han ganado 157.000 lectores, una cifras que quizás se queda pequeña al contrastarla con los 6,2 millones que se ha dejado el sector de prensa diaria en una década. Estos años han perdido el 38% de sus lectores según los datos del mismo EGM y quizás por eso es relevante que se produzca su primer crecimiento generalizado después de más de once años.

¿Cuál ha sido la clave? Los datos indican que la única diferencia entre las mediciones de diciembre y las de este mes de abril es el tiempo político que separó a los dos controles del medidor. A finales del año pasado se dieron a conocer los datos de la oleada comprendida entre febrero a noviembre de 2017 y las que hemos conocido este miércoles se refieren al año móvil de abril de 2017 a marzo de 2018.

La medición del 'procés'

Estamos por tanto hablando de una medición que utilizó como referencia fechas que entran de lleno en el desafío independentista, planteado formalmente después del verano y del que todavía hoy podemos seguir sus consecuencias.

Es innegable que el interés informativo por estos acontecimientos se ha multiplicado en los últimos meses ante lo que la prensa digital había experimentando importantes crecimientos de audiencias. Pese a ello, hasta el momento no existía ningún dato fiable que trasladase esta bonanza a la prensa en papel.

De hecho, los diarios que más han crecido son los que se han posicionado más claramente contra el procés. Con todo, el efecto ha sido desigual en la prensa catalana. Y es que mientras La Vanguardia ganó 26.000 lectores de media diaria hasta los 611.000 seguidores, El Periódico perdió 41.000 hasta los 416.000.