El fabricante automovilístico Seat ha incorporado en su planta de Martorell vehículos de guiado automático en zonas exteriores (automated guided vehicles, en inglés), primero en Europa que cuenta con estos dispositivos.

Noticias relacionadas

Estos vehículos tienen navegación SLAM (simultaneous localization and mapping, en inglés), conexión 4G y carga de baterías eléctricas por inducción. A día de hoy, ocho AGV ya circulan fuera de los talleres de producción de la planta de Martorell para automatizar el transporte de piezas.

Los nuevos vehículos se suman a los 200 AGV que ya suministran en la actualidad piezas en el interior de los talleres de montaje de la fábrica de la marca en Martorell y de Barcelona.

El vicepresidente de Producción y Logística de Seat, Dr. Christian Vollmer, ha afirmado que “en los últimos años Seat está incorporando innovaciones pioneras en el ámbito de la logística y este es un ejemplo más de nuestro compromiso por convertirnos en un referente de la Industria 4.0". 

Qué son los AGV

Cada AGV exterior tiene una capacidad máxima de transporte de 10 toneladas que, junto con los carros, suman un convoy de 25 metros y realizan rutas de 3,5 kilómetros. En conjunto, los ocho AGV recorren 240 kilómetros diarios.

La utilización de la flota de AGV exteriores permite reducir 1,5 toneladas de CO2 al año ya que hasta ahora estas rutas se realizaban con un camión y una tractora. Estos números entroncan con el objetivo anunciado por la marca de ser una fábrica más sostenible, digitalizada e inteligente.

Gracias a la navegación SLAM, estos vehículos no circulan guiados por cinta magnética ni filoguiados, por lo que se reducen los costes de mantenimiento, son más versátiles para adaptarse a nuevas rutas y su instalación no necesita obra civil.

Por el momento, ya hay dos rutas operativas que conectan los talleres de prensas y chapistería para el suministro de laterales de los vehículos y elementos móviles como portones y puertas, lo que elimina la circulación de camiones entre estos talleres.