Aliseda, la inmobiliaria controlada por Blackstone y el Santander, afronta el final de año con la vista puesta en el pequeño promotor. La compañía ha puesto en marcha una campaña para estos profesionales y particulares con la oferta de 2.115 suelos distribuidos por toda España que pueden comprarse pagando ahora un 5% y el resto dentro de 12 meses.

Noticias relacionadas

La campaña, que tendrá una duración de dos meses, pone el foco en los problemas de financiación que muchos promotores locales están padeciendo en regiones en las que ya hay demanda para construir.

Los suelos -que en su conjunto estarían valorados en unos 300 millones de euros- están repartidos por todas las comunidades autónomas. El 80% de ellos son para uso residencial, mientras que el resto serían suelos para actividades industriales destinados a promotores locales que invierten en naves y otras instalaciones logísticas.

En total, los más de 2.000 suelos pequeños que se sacan a la venta tienen capacidad para construir 24.000 viviendas.

La apuesta no es pequeña, puesto que lo que se saca al mercado representa el 30% del suelo finalista de Aliseda y el 15% de la cartera total de suelo de la inmobiliaria.

Para el promotor la idea puede ser atractiva, dado que en la firma del contrato de compra venta solo paga un 5% y cuenta con un año para desarrollar su proyecto o vender las viviendas, antes de tener que abonar el 95% restante. 

Buen momento de ventas

Según ha explicado el director de Suelo de Aliseda, Adolfo Blázquez, la campaña se lanza en un momento en el que la inmobiliaria está comercializando "grandes volúmenes de suelo" con unas cantidades que superan los 30 millones de euros mensuales. 

De los 2.115 suelos que se ponen ahora a la venta, Aliseda se ha marcado como objetivo vender dentro de la campaña entre el 15 y 20% de ellos. La mayoría están ubicados en Castellón, Valencia, Toledo, Valladolid, Alicante y Barcelona, aunque hay terrenos ofertados por todas las comunidades autónomas.

El consejero delegado de la compañía, Eduard Mendiluce, ha explicado en una nota que con esta campaña, que finaliza el 31 de diciembre, Aliseda quiere ser "un aliado" de los pequeños promotores y particulares que tienen interés en construir su propia casa.