Naturgy ha presentado sus resultados este miércoles, que superan el consenso de mercado. La eléctrica que preside Francisco Reynés ha registrado un Ebitda ordinario que alcanzó los 3.397 millones de euros, un 5% más que el año anterior, y un beneficio neto ordinario de 991 millones de euros.

Noticias relacionadas

Unas cifras que, ha explicado la compañía, se han dado hasta septiembre a pesar de "la falta de crecimient"o de los negocios regulados y la "ralentización de los negocios liberalizados" en un escenario energético "más adverso "que el del ejercicio anterior.

En este sentido, la compañía ha superado las previsiones del consenso de las 15 firmas de analistas que han participado en su elaboración y que estimaban un Ebitda promedio reportado de 3.267 millones de euros y un beneficio neto de 893 millones de euros.

Los primeros nueve meses de 2019 para Naturgy han estado marcados, además, por su apuesta por las energías renovables, con una inversión cercana a los 400 millones de euros, la mayor de su historia.

Inversión renovable

A juicio de la compañía, esto demuestra "el sólido plan industrial" del grupo, que se ha convertido en uno de los principales inversores en tecnologías limpias durante este ejercicio, "demostrando su firme compromiso con la transición energética". De esta forma, durante el tercer trimestre de 2019, Naturgy se ha convertido en la primera empresa en conectar a la red la totalidad de la potencia adjudicada en la última subasta fotovoltaica de España, 250 MW.

En su conjunto, la compañía ha invertido más de 1.100 millones de euros en el periodo, que se han destinado principalmente al desarrollo de proyectos renovables, donde destacan los 290 MW de proyectos solares y eólicos puestos en operación en España en el periodo. Con todo, la capacidad instalada en el país asciende ya a cerca de 1,5 GW, un 25% más.

Asimismo, la compañía también ha invertido en el desarrollo de 180 MW de energía eólica en Australia y 324 MW de capacidad eólica y solar en Chile, que entrarán en operación antes del tercer trimestre de 2020 y del primer trimestre de 2021, respectivamente.

El gas, dañado

Atendiendo a los resultados por unidades de negocio, Gas&Power registró un EBITDA ordinario de 964 millones, un 3,9% menos, a pesar del "sólido desempeño" de las ventas de gas, electricidad y servicios, así como de la generación internacional de energía mientras el negocio de GNL internacional se vio afectado por menores volúmenes y márgenes en el periodo, "si bien las excepcionales condiciones de mercado en 2018 no pueden ser extrapolables a este ejercicio", apunta la compañía.

Un resultado que llega en plena batalla de la compañía con la CNMC por los recortes anunciados en las retribuciones, por el que Naturgy ha mandado a casa en el último mes a cientos de trabajadores de su filial de gas Nedgia.

Por su parte, el negocio de Infraestructuras EMEA alcanzó un Ebitda ordinario de 1.480 millones de euros.

El resultado del negocio de Infraestructuras Latinoamérica Zona Sur (Chile, Argentina y Brasil, principalmente), por otro lado, creció hasta alcanzar un Ebitda de 716 millones de euros mientras que en el caso de Infraestructuras Latinoamérica Zona Norte (México y Panamá) el resultado del negocio fue de 281 millones de euros

Operaciones en el periodo

Según ha informado la gasista, Naturgy ha reinvertido los recursos generados por la venta de activos en Chile para conseguir el control conjunto de Medgaz a múltiplos atractivos, "confirmando su disciplina de capital y proyecto industrial a largo plazo".

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, señaló “la habilidad de Naturgy para optimizar la asignación de capital y recursos del grupo en aquellas áreas que maximicen la creación de valor para sus stakeholders en el largo plazo”.

El 1 de octubre de 2019, el grupo completó la venta de Transemel, una subsidiaria de transmisión de electricidad en Chile, por un precio (100%) de 155 millones de euros y un Enterprise Value de 182 millones de euros, equivalente a aproximadamente 23,5 x EV / EBITDA 2018.

Asimismo, el pasado 15 de octubre de 2019, Naturgy llegó a un acuerdo para la adquisición de un 34,05% de Medgaz por 445 millones de euros. La operación transformará su participación financiera del 14,95% en Medgaz en una participación estratégica que permitirá el control conjunto de Medgaz con Sonatrach. La adquisición se ha acordado a un múltiplo equivalente a 6.9 x el Ebitda esperado en 2021, que incluye el programa de expansión aprobado de 2bcm del gasoducto actual.

“En su conjunto es una operación muy atractiva para Naturgy, tanto por tratarse de un activo de infraestructuras estratégico, donde incrementamos nuestra posición de control notablemente, como por los términos financieros alcanzados en el acuerdo, que suponen un precio atractivo para unos dividendos estables y predecibles a largo plazo que cumplen con nuestros criterios de generación de valor para el accionista”, señaló Reynés.

La operación, en palabras del presidente, “demuestra que la compañía no sólo se centra en la mejora e inversión en los negocios existentes para la creación de valor, sino también en la rotación de activos y la optimización de la asignación de capital, como demuestra por ejemplo la venta de nuestra subsidiaria Transemel en Chile a un múltiplo atractivo, que ha generado unos recursos de magnitud similar a los invertidos en la operación de Medgaz, a un múltiplo menor”.