Los trabajadores de Ryanair están cansados de los tejemanejes de la aerolínea "para acabar con los derechos laborales alcanzados tras años de protestas". A unas horas de que arranque la tercera reunión de la mesa negociadora del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) por el cierre de las bases de Las Palmas, Tenerife Sur, Lanzarote y Girona, la plantilla critica que los quieren sacar de España para hacerles perder su antigüedad en la empresa.

Noticias relacionadas

Según ha explicado a EL ESPAÑOL la delegada sindical de Sitcpla y tripulante de cabina (TCP) de Ryanair con base en Las Palmas, Luciana Sidi, "la empresa todavía no ha hecho el plan de recolocación" y ofrece "empezar de cero en otras empresas del grupo", con bases en otros países, cuando en España "hay plazas vacantes".

¿Por qué? Luciana explica que si se les ofreciese un puesto en cualquier base nacional, la empresa se vería obligada a mantener la antigüedad de estos trabajadores y "aplicar la ley española" en sus contratos, algo que, por lo que aseguran los sindicatos, Ryanair no está dispuesta a pasar.

La tripulante de la aerolínea irlandesa está segura de que "hay vacantes en numerosas bases de España porque muchos compañeros se están yendo a otras empresas y están dejando plazas libres", pero que Ryanair no las ofrece. Solo les ofrece bases en otros países.

La compañía tampoco aporta el número de vacantes en cada una de las bases de otros países que les ha ofrecido a los trabajadores afectados. La Responsable de Comunicación del sindicato USO y TCP de Ryanair en la base de Girona, Lidia Arasanz, afirma que están esperando que les den “el número de vacantes de las bases europeas en las que hay disponibilidad”.

Lo que tampoco explica la empresa son el resto de condiciones de los contratos que ofrece para las bases de los demás países europeos. La única que tienen clara desde los sindicatos es que el contrato ofrecido es para empezar de cero en una nueva empresa, que puede ser Buzz Air o Malta Air. "Nos dicen que tienen vacantes en Budapest con Buzz Air, pero no las condiciones del contrato para que cada persona decida cogerla o no", añade Sidi.

Critican su ineficiencia

Desde los sindicatos critican que llegan a la tercera reunión del ERE previsto para 432 personas anunciado a mediados de octubre a ciegas, sin saber todas las condiciones de los contratos que ofrece la empresa en otras bases, lo que no les permite “ni siquiera negociar con ellos”, explica Sidi.

Por eso le exigen a la empresa que “cumpla con la normativa española de forma eficiente”. Es decir, que “deje de vender humo”, critica la delegada sindical.

Para los sindicatos, la actuación de Ryanair en este asunto no es la adecuada para abordar la negociación de un Expediente de Regulación de Empleo, sino que es más bien una actuación propia de “un despido improcedente”.

La representante sindical fundamenta sus palabras en que, además de la opacidad que muestra la empresa, les dicen que no necesitan empleados cuando “están reclutando personal”. Y es que, como manifiesta, Ryanair está actuando “de muy mala fe”. Algo que, según insiste, no es la primera vez que ocurre en la empresa.