Tras la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de ahondar en su política de tipos de interés negativos, la Asociación Española de Banca (AEB) ha afirmado que es "fundamental" que los bancos sigan ajustando sus gastos y aumentando sus ingresos para mejorar su eficiencia.

El BCE decidió este jueves modificar sus tipos de interés por primera vez desde 2016 recortando 10 puntos básicos el tipo de facilidad de depósito, hasta situarlo en el -0,5%, al tiempo que dejó el tipo de interés de referencia en el 0% y el de facilidad de préstamo en el 0,25%.

Asimismo, la autoridad monetaria aseguró que espera mantener los tipos de interés en su nivel actual "o más bajos" hasta que el organismo vea que las estimaciones de inflación convergen de forma robusta, con un nivel "suficientemente cercano, pero por debajo del 2%".

En este contexto, el portavoz de la patronal bancaria, José Luis Martínez Campuzano, sostiene que el principal reto de los bancos europeos es la mejora de la rentabilidad, para lo que considera clave el crecimiento económico y la eficiencia.

En un breve análisis, el portavoz señala que aunque que los bancos españoles han sido capaces de elevarla en los últimos años por encima de sus competidores europeos, ha apuntado que todavía no alcanzan "niveles que garanticen la estabilidad, como demandan los inversores".

"En un escenario de tipos de interés bajos es fundamental que los bancos sigan mejorando su eficiencia, que pasa por una combinación de la continuidad de ajustes de gastos con aumento de los ingresos", ha indicado el portavoz de la AEB, informa Europa Press.

En su opinión, la digitalización será también "un factor determinante" para dar un mejor servicio a los clientes, que cada vez demandan servicios de más valor.