El fantasma de la guerra comercial vuelve a los mercados. Como si no fueran suficientes las malas noticias del bajo crecimiento de Europa, la inestabilidad política italiana y la crisis argentina, la lucha entre las economías de Estados Unidos y China vuelve a ser protagonista en este negro mes de agosto para las principales bolsas mundiales.

Noticias relacionadas

El Gobierno chino ha anunciado este jueves que tomará represalias en forma de nuevos aranceles a los productos estadounidenses, tras el anuncio de Washington de subir en 10% las importaciones de bienes del país asiático a comienzos de mes. Un paquete de medidas por valor de 300.000 millones de dólares.

Este anuncio da por rota la tregua comercial alcanzada en la cumbre de Osaka de finales del mes de junio. "Con este anuncio (el de los aranceles del 10%) la parte estadounidense violó seriamente el consenso entre los jefes de estado de los dos países y el consenso de la reunión de Osaka", indica la oficina de aranceles aduaneros de Pekín en su comunicado oficial.

"China tendrá que tomar las medidas necesarias", han indicado, aunque sin especificar qué aranceles y a qué productos afectarían estas medidas. Un anuncio que tira por tierra cualquier punto de acuerdo y acaba con la tregua comercial menos de dos meses después de los acuerdos de Osaka.

Freno a los aranceles

Ello, pese a que el miércoles Trump dio dado marcha atrás doce días después de que anunciara que aplicaría un nuevo arancel del 10% sobre importaciones de productos chinos por valor de 300.000 millones de dólares a partir del próximo 1 de septiembre.

El presidente de EEUU indicó que retrasaba su entrada en vigor para ciertos productos, como ordenadores, móviles o juguetes, mientras que otros artículos se librarán de las tarifas. Con esta decisión, la lista de artículos afectados queda dividida en tres grupos. Para una parte de ellos, el nuevo arancel comenzará aplicarse el 1 de septiembre, como estaba previsto

EEUU retrasará la entrada en vigor de estas tarifas hasta el 15 de diciembre para un segundo conjunto de artículos, formado por teléfonos móviles, videoconsolas, juguetes, ordenadores así como ropa y calzado.

Por último, ciertos productos serán eliminados de la lista inicial y quedarán libres de aranceles por "razones de riqueza, salud y seguridad nacional, entre otras cuestiones", informó la Oficina del Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

No obstante, con este nuevo anunció de China queda en el aire este calendario, al igual que el paquete de aranceles que prepara el país asiático para productos estadounidense.  El anunció de China nuevamente ha generado un sismo en los mercados internacionales y el Ibex cae un 0,4% a media jornada.