El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha generado un nuevo terremoto comercial en todo el mundo tras el anuncio de elevar en un 10% los aranceles a productos chinos. Unos efectos que ya se han hecho sentir en las bolsas de todo el mundo y que en España está afectando a las empresas exportadoras que están más expuestas a la guerra comercial entre EEUU y China.

Noticias relacionadas

Los analistas coinciden en que las compañías relacionadas con automóviles, las acereras y las de combustibles son las más afectadas. De hecho, estas empresas son las que más caen en la apertura del Ibex de este viernes tras los nuevos anuncios de Donald Trump.

Arcelormittal y Acerinox son probablemente las más expuestas ya que la guerra comercial entre China y Estados Unidos está afectando particularmente al comercio mundial de acero y ha generado una caída en sus precios en las últimas semanas.

Este viernes Arcelormittal es el valor que más cae en el Ibex con un desplome superior al 5%, mientras que Acerinox se deja más de un 3%. En el sector se han anunciado rebajas de la producción para intentar mitigar los efectos del desplome del precio del acero.

Petróleo y coches

Siguiendo con la materias primas, el anuncio de Trump generó el jueves una caída del 8% en el Texas y un 7% en el Brent, sus peores datos en cuatro años. Esto ha impactado particularmente en Repsol que este viernes pierde un 2,3%. Los combustibles son particularmente sensibles a la guerra comercial y Repsol es la española más expuesta del sector.

El comercio mundial de coches es otro de los grandes afectados de la guerra comercial, lo que se suman a la caída de las ventas en todo el mundo y en particular en España. Si se suben los aranceles los coches serán más caros ya que se encarecerá la importación de componentes.

En España CIE Automotive y Gestamp se han visto afectados. En el caso de la primera es el segundo valor que más pierde en bolsa el viernes -solo por detrás de Arcelormittal- con un desplome del 4,5%, mientras que Gestamp cae un 3,1%.

El tercer gran sector afectado sería el de las constructoras por un menor gasto público en infraestructuras debido a la desaceleración que traerían estos aranceles. ACS tiene muchos contratos en EEUU, lo que les salpicaría en el caso de una guerra comercial más agresiva. Este viernes ACS pierde un 3,7% en la Bolsa de Madrid.