Cuando parecía que la situación laboral de los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair en España estaba mejorando, la aerolínea ha reculado y ha bloqueado uno de los aspectos más importantes en los que estaba inmerso el colectivo, la negociación del convenio colectivo. 

Noticias relacionadas

Este miércoles, los sindicatos USO y Sitcpla celebraron la reunión de apertura de la comisión negociadora del primero convenio colectivo, pero Ryanair la ha bloqueado y ha echado por la borda todos los planes y las ilusiones de este colectivo. 

No se ha manifestado sobre la mediación. Ni siquiera quiso hacer constar en un acta quiénes conformaban la mesa negociadora ni la legitimación que ostentan Sitcpla y USO, denuncian ambos sindicatos en un comunicado. 

Ryanair ha vuelto a mostrar su "total desprecio a la legislación española y a la legitimidad de los sindicatos que representamos a los tribupantes de cabina de Ryanair en España", denuncia el secretario general de USO en Ryanair, Gustavo Silva. 

Por esta razón, los sindicatos consideran que la aerolínea debe "reconsiderar esta lamentable postura prepotente e irrespetuosa si quiere futuro, estabilidad y rentabiliadad", ha manifestado Manuel Lodeiro, del sindicato Sitcpla. 

Solicitud de mediación

Ante esta situación, USO y Sitcpla han interpuesto una solicitud de mediación ante el SIMA para que Ryanair abandone el bloqueo de la negociación y se avenga a la constitución de la mesa negociadora. 

Quieren que reconozca la legitimidad de los sindicatos, el derecho de los representantes sindicales a la concesión de permisos retribuidos, a que el lugar de celebración de las reuniones de la mesa negociadora sea Madrid y a que el idioma en el que se lleve a cabo las negociaciones y en el que debe redactarse las actas sea el español. 

Los sindicatos lamentan tener que buscar de nuevo el amparo de las instituciones del Estado y considerar todo tipo de acciones futuras. "La respuesta de los sindicatos será contundente y, entre otras acciones, se contempla la reactivación de algunos de los juicios pendientes en la Audiencia Nacional, actualmente suspendidos en acto de buena fe", exponen.

Tanto así que "no descartan futuras movilizaciones", añade, las cuales se unirán a los conflictos que se avecinan a lo largo de Europa en este verano, tanto de pilotos como de TCP en Portugal, Reino Unido, Suecia e Italia.