El Banco Santander ha logrado un beneficio de 3.231 millones de euros en el primer semestre del año. Una cifra que supone una caída del 13% respecto al mismo período del año anterior. El descenso viene motivado por el cargo contra resultados de 814 millones de euros destinados a costes de reestructuración en España y Reino Unido, fundamentalmente. 

Noticias relacionadas

Dentro de esos cargos están los EREs planteados en España (600 millones de euros) y Reino Unido (26 millones), así como un cargo de seguros de protección de pagos en la filial del Reino Unido por valor de 80 millones. A estas cifras hay que sumarles otros 108 millones que se dotaron en el primer semestre. Sin todos estos extraordinarios, el beneficio semestral habría aumentado hasta los 4.045 millones de euros, lo que supondría un crecimiento del 2%. 

Durante el primer semestre del año, el margen de intereses alcanzó los 17.636 millones de euros, un 4% más que hace un año, mientras que el crédito y los clientes crecieron un 4% y un 6% respectivamente y a euros constantes (excluido el impacto de los tipos de cambio). 

En estos momentos el Santander atiende a 142 millones de clientes, lo que supone un millón más que un año antes. De ellos, 34,8 millones ya son completamente digitales, lo que supone un aumento del 28% en estos últimos doce meses. 

La presidenta del banco cántabro, Ana Botín, ha destacado que se "ha obtenido el mejor beneficio ordinario trimestral de los últimos ocho años, lo que refleja el progreso de nuestra transformación comercial y digital". Y es que, sin los extraordinarios, el beneficio trimestral ascendió a los 2.097 millones de euros. 

Por geografías, Brasil sigue liderando la aportación a beneficios con el 29%, seguido de España y Santander Consumer Finance con el 13% cada una. Reino Unido, por su parte, aporta el 11%. 

En el caso de España, que se engloba bajo el área de Europa, se logró un beneficio de 694 millones de euros, lo que supone un aumento del 5%. El crédito al consumo se incremento en 600 millones de euros y los depósitos crecieron en 13.300 millones de euros. 

El resultado digital

Los resultados del primer semestre de 2019 se presentan bajo una nueva fórmula, ya que refleja el impacto de la nueva área Santander Global Platform, que engloba todos los negocios exclusivamente digitales como Openbank. Generó unos ingresos de 48 millones de euros (18%) más, y unos costes de 108 millones de euros. 

La tasa de mora se redujo 11 puntos en el trimestre hasta el 3,51% y la ratio de capital CET1 alcanza el 11,3%. Supone un incremento de 50 puntos básicos respecto al mismo período del año anterior. La rentabilidad en términos de RoTE (retorno sobre el capital tangible) alcanza el 11,7% y la ratio de eficiencia se sitúa en el 47,4%. 

Ana Botín se ha mostrado convencida de que "lograremos los objetivos que nos pusimos en el ‘investor day’, entre ellos alcanzar un RoTE del 13-15% a medio plazo”