Euskaltel ha confirmado al comité de empresa que están previstos nuevos despidos tras la reciente salida de una veintena de directivos derivada de la toma de control de Zegona, primer accionista del operador, y que el ajuste será "el menor posible", según han confirmado fuentes del comité a Europa Press.

Noticias relacionadas

Estas fuentes han señalado que desde el área de Recursos Humanos les comunicaron este jueves que habrá nuevas salidas de personal, si bien no se ha cuantificado ese ajuste ni el momento en el que se produciría.

Esta reunión con Recursos Humanos había sido solicitada por el comité ante la inquietud que habían suscitado algunas manifestaciones públicas del nuevo consejero delegado de Euskaltel, José Miguel García, ratificado hoy en el puesto tras la junta de accionistas, en las que apuntaba a la necesidad de avanzar a una simplificación de la estructura de la organización.

Finalmente, se ha confirmado al comité que habrá nuevos despidos y que el ajuste será "el menor posible", una confirmación que se acoge con preocupación desde el órgano de representación de los trabajadores que esta misma mañana ha remitido una nota a la plantilla para informarles de la situación.

Las mismas fuentes han precisado que la empresa les trasladó que el factor a tener en cuenta a la hora de decidir esas salidas sería la "sobrecapacidad" que se pueda detectar en determinadas áreas.

El comité ha denunciado esta situación, así como la "falta de información" y ha criticado que, "una vez más, la dirección de la empresa "siga ocultando hasta el final sus planes respecto a la continuidad del empleo". Por ello, ha apelado a estar "unidos y alerta".

Recientemente, se produjo en Euskaltel el despido de una veintena de directivos del operador, una decisión que se producía tras el nombramiento como CEO del grupo de José Miguel García, la persona en la que ha confiado Zegona para liderar el nuevo proyecto de la empresa que se centrará en fortalecer su posicionamiento y su expansión nacional bajo el objetivo del "crecimiento rentable".

Fortalecer el posicionamiento

Por otro lado, en la junta de accionistas, José Miguel García ha indicado que ve "posibilidades muy fuertes" de fortalecer el posicionamiento de Euskaltel y, con este posicionamiento y la estructura de la que se quiere dotar al operador, ve "grandes" opciones de que el grupo se pueda expandir a otras áreas.

"Es un honor y, al mismo tiempo, una gran responsabilidad liderar este proyecto, que asumo con entusiasmo. Tengo una confianza plena en este gran equipo humano y en la fortaleza y el arraigo de nuestras marcas. Con estos activos nos hemos puesto rápidamente manos a la obra para fortalecer aún más nuestro posicionamiento en nuestros mercados naturales, y afrontar las oportunidades que surjan en el mercado nacional", ha subrayado tras la ratificación de su nombramiento.

Euskaltel, según ha subrayado su CEO, se centrará en una "hoja de ruta" que tiene como pilar una "organización muy enfocada", además de "potente, sencilla y eficiente". A ello se une, según ha subrayado, un "equipo experimentado, un producto fuerte, con una oferta homogénea y de valor; tres marcas regionales sólidas que puedan atender todas las oportunidades de los mercados locales y nacional", además de su estrategia comercial y una "sólida infraestructura de sistemas, red y operaciones".

José Miguel García ha destacado que la nueva organización estará centrada en cinco áreas operativas "claras" y, sobre todo, en las dirigidas al área residencial y de autónomos, a empresas y la que denomina como "fabrica tecnológica". A ellas se unen la de finanzas y la de recursos humanos.

Euskaltel se centrará en este primer momento en el diseño de esta nueva estructura y se espera que pueda ser a finales de año el momento para el nuevo plan estratégico de la compañía, según apuntan sus directivos.

La entrada de José Miguel García es una de las primeras decisiones adoptadas tras la toma de control del grupo por parte del fondo británico Zegona, que ha pasado a ser el primer accionista de la compañía, con el 20,94% de las acciones, superando a Kutxabank, que mantiene un 19,88%.

José Miguel García Fernández sustituyó a Francisco Arteche Fernández-Miranda, como CEO de la compañía y, además de este cambio en la compañía, tras su nombramiento se produjo en el grupo el despido de alrededor de una veintena de directivos de la empresa y, según los nuevos planes, se apostaría por simplificar la estructura de la organización.