El presidente de BBVA, Carlos Torres, ha afirmado que la investigación interna que el banco inició sobre la contratación y los servicios prestados por la firma Cenyt, propiedad del encarcelado excomisario José Manuel Villarejo, "sigue su curso" y ha resaltado que la investigación "que de verdad es importante" no es la del banco sino la que se lleva a cabo en la Audiencia Nacional.

Noticias relacionadas

Así ha respondido a preguntas de los periodistas tras su intervención en el seminario 'Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía' organizado por la Universidad Menéndez Pelayo y la Asociación de Periodistas Económicos (Apie) y patrocinado por BBVA.

Torres se ha escudado en que el proceso está supeditado a una investigación judicial secreta, por lo que ha negado hacer más comentarios al respecto.

"Lo que puedo decir es que nuestra investigación continúa, pero que la que de verdad es importante no es la nuestra sino la que se lleva a cabo en la sede de la Audiencia Nacional y con la que estamos colaborando activamente y lo seguiremos haciendo", ha indicado el presidente de BBVA.

Por su parte, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, que también ha participado en la inauguración del evento, ha reiterado la importancia de que la entidad analice la cuestión en profundidad para mitigar el impacto del posible coste reputacional del caso en BBVA y en el conjunto del sector.

"El hecho de que la investigación ya esté judicializada hace que nosotros pasemos a un absoluto segundo plano, el mensaje que trasladamos sigue siendo el mismo", ha apostillado. BBVA abrió el pasado mes de junio una investigación sobre la contratación y los servicios prestados por la firma Cenyt, propiedad del encarcelado excomisario José Manuel Villarejo.

En concreto, el bufete Garrigues presta sus servicios jurídicos al banco desde que en junio de 2018 inició una valoración externa de la información y documentación recopilada sobre el caso, ahora también apoyado por el despacho de abogados Uría Menéndez.

Asimismo, el pasado mes de enero la entidad dio un paso más en sus trabajos de investigación interna para determinar qué relación tuvo el banco bajo la Presidencia de Francisco González con la firma de detectives del encarcelado excomisario de Policía José Manuel Villarejo, para lo que fichó a PwC, que trabaja en la realización de un informe 'forensic' al que ha destinado un equipo dedicado en exclusividad a este asunto.

Regulación para la transición ecológica

Por otro lado, Torres ha pedido una regulación armonizada a nivel global en materia de sostenibilidad para abordar de manera coordinada la transición ecológica y el reto de que la economía crezca de manera inclusiva.

En opinión del presidente de BBVA, se trata de retos de naturaleza global que "requieren una respuesta global", por lo que considera "imprescindible" que empresas, ciudadanos y autoridades públicas actúen de manera decidida para lograr un progreso "más sostenible e inclusivo".

"Por eso es crítica la armonización en regulación, que ha de reconocer algunas diferencias en materia de sostenibilidad en cuanto a la situación de partida de distintos mercados, pero que parta de un lenguaje y unas reglas comunes", ha indicado.

El presidente de BBVA ha asegurado que el sector financiero es catalizador del cambio en el sentido de que los cambios requieren importantes recursos y los bancos tienen la capacidad de canalizarlos incentivando a empresas para que tomen sus decisiones de producción con criterios de sostenibilidad ambiental.

"El futuro de la banca esta en financiar el futuro, un futuro con mayúsculas (...). Las acciones que hoy tomemos pueden transformar para siempre nuestro planeta en el campo medioambiental y social", ha advertido el directivo.

En esta línea, ha afirmado que los inversores están incorporando la sostenibilidad a sus criterios de toma de decisiones, buscando estrategias de crecimiento sostenibles en el largo plazo que contribuyan a un progreso económico y social más inclusivo.

Carlos Torres considera necesario que las empresas publiquen cada vez más información más homogénea y completa para que los inversores puedan tomar sus decisiones en este campo, que además es "imprescindible" para la correcta fijación de precios de riesgos derivados del cambio climático.

Productos sostenibles en 2020

Dentro del compromiso de BBVA con la sostenibilidad, Torres Vila ha anunciado que la entidad se ha propuesto movilizar 100.000 millones de euros desde ahora hasta 2025, de los que el pasado año movilizó 12.000 millones, fomentando las infraestructuras sostenibles, la inclusión financiera y el emprendimiento.

Asimismo, el banco tiene la aspiración de que todos sus productos cuenten con una alternativa sostenible, lo que espera que se haga efectivo a lo largo de 2020.

En materia de emisiones, el directivo considera que "más pronto que tarde" se pondrá "un precio realista" a las emisiones de CO2 que permita tener en cuenta ese producto en la toma de decisiones de las empresas y los consumidores.

Además, BBVA quiere integrar el riesgo climático en su modelo de gestión de riesgos. "Aquí cada sector tiene que realizar su propia transición, tenemos la capacidad de ayudar a otros sectores que tienen impacto directo y estamos cambiando el enfoque tradicional de finanzas sostenibles", ha señalado.