Tubos Reunidos ha alcanzado un principio de acuerdo para refinanciar la deuda financiera del grupo, que asciende a 351 millones de euros, según ha informado la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Noticias relacionadas

El supervisor decidía esta mañana suspender cautelarmente, con efectos inmediatos, la negociación de Tubos Reunidos a la espera de una información relevante. Unas horas después, Tubos Reunidos ha dado a conocer este principio de acuerdo sobre los términos y condiciones de la refinanciación de la deuda financiera de la sociedad y de sus filiales.

La nueva estructura de financiación constará de líneas de circulante comprometidas por importe aproximado de 92 millones, un tramo A de 85 millones con calendario de amortización creciente y un Bono A de 5 millones, ambos con vencimiento a cinco años prorrogables.

También se establecen tres tramos convertibles en acciones ordinarias de Tubos Reunidos, en determinados supuestos, con vencimiento bullet a seis años prorrogables, incluyendo como importes aproximados un tramo B de 122 millones, tramo C de 36 millones y un Bono B de 10 millones, cuyos intereses no serán pagaderos en caja, si no que incrementarán la cifra del principal a vencimiento o en un supuesto de conversión.

La compañía ha indicado que con este acuerdo, pendiente de ratificación final, logra "racionalizar su deuda "y contar "con mayor flexibilidad en sus compromisos financieros", lo que, según ha apuntado, contribuirá a "alcanzar los objetivos de su plan de negocio dentro de las actuales necesidades de mercado". "Se trata de un acuerdo fundamental para contribuir al desarrollo futuro del grupo Tubos Reunidos", ha añadido.