El consejo de administración de Renault se ha mostrado "decepcionado" después de que las reuniones para una posible fusión con el grupo Fiat Chrysler Automobiles fracasasen con motivo de las reticencias planteadas por el Gobierno de Francia, que cuenta con un 15% de las acciones del fabricante francés de automóviles.

Noticias relacionadas

A través de un comunicado, el fabricante francés de automóviles ha expresado su decepción al no contar ya con la oportunidad para perseguir una fusión con el grupo italoamericano.

No obstante, Renault ha agradecido el "acercamiento constructivo" de su socio de alianza Nissan en torno a las negociaciones llevadas a cabo y al grupo FCA por sus "esfuerzos", así como la "confianza" del consejo de administración de la compañía.

A pesar de que la operación haya quedado truncada, Renault sigue considerando la fusión como "oportuna", al constar de "lógica industrial, de considerables méritos financieros" y que hubiese resultado en la conformación de un "poderoso" grupo automovilístico europeo.

Retirada de las negociaciones

FCA anunció esta madrugada su intención de retirar la propuesta de fusión con el Grupo Renault, con motivo de las reticencias planteadas por el Gobierno de Francia.

Fiat Chrysler explicó que no se dan en Francia las condiciones políticas necesarias para que la fusión se lleve a cabo de forma exitosa, después de que desde el Ejecutivo de Emmanuel Macron se haya llamado a la prudencia y a no precipitarse.

La Junta de Fiat, bajo la presidencia de John Elkann, ha reafirmado, no obstante, que sigue "firmemente" convencida de la conveniencia de su oferta, "cuyos términos fueron cuidadosamente" trabajados para "ofrecer beneficios sustanciales" a ambas partes.

Este anuncio llegó después de que el consejo de administración de Renault pospusiera nuevamente cualquier decisión sobre la posible fusión tras una reunión mantenida este miércoles bajo la presidencia de Senard.

Al término del encuentro, el fabricante francés indicó que no fue capaz de tomar una decisión al respecto debido al deseo de los representantes del Estado francés de aplazar el voto a un consejo posterior, aunque no ha facilitado una fecha para su celebración.

El gobierno francés pidió el apoyo de Nissan

El Gobierno francés aseguró que pidió cinco días adicionales al consejo de administración de Renault para aprobar la fusión entre el grupo francés y Fiat Chrysler Automobiles (FCA) con el objetivo de obtener el apoyo "explícito" de Nissan.

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Marie, ha informado en un comunicado que ha tomado nota de la decisión de FCA de retirar la propuesta de fusión y ha reiterado en que el acuerdo tan solo estaba pendiente del visto bueno de la firma japonesa.

Francia, que posee el 15% del capital de Renault, estableció cuatro condiciones para apoyar el proyecto de fusión: que el acuerdo se enmarcara dentro de la alianza Renault-Nissan; la preservación de los empleos y las plantas de producción en el país; un sistema de dirección respetuoso y equilibrado entre Renault y FCA, y la participación de la empresa combinada en la iniciativa franco-alemana para la fabricación de baterías.

El Ejecutivo francés afirmó que se llegó a un acuerdo sobre tres de las condiciones y que quedó pendiente obtener el apoyo "explícito" de Nissan, por lo que pidió al consejo de administración de Renault cinco días adicionales para conseguir el visto bueno de todas las partes interesadas.

Además, insistió en que desde que Renault recibió la propuesta de fusión del grupo italoestadounidense, Francia ha trabajado de manera "constructiva" con todas las partes implicadas.