El beneficio neto atribuible de Acciona creció un 19,2% durante los tres primeros meses de 2019 hasta alcanzar los 73 millones de euros. Este resultado ha sido impulsado por las menores amortizaciones y gastos financieros, y la mejora en la contribución de sociedades integradas. 

Noticias relacionadas

La compañía presidida por José Manuel Entrecanales generó unos ingresos de 1.708 millones, lo que ha supuesto un crecimiento del 1,7% en comparación al primer trimestre de 2018.

En concreto la división de energía incrementó un 5% sus ingresos principalmente como consecuencia que en España los costes de generación han crecido y por la nueva capacidad en operación.

En la división de infraestructuras el aumento superó el 4%, donde ha destacado el negocio de construcción, industrial y servicios. Por contra, la denominada división de otras actividades redujo sus ingresos un 29%, debido principalmente a la venta de Trasmediterránea.

El Ebitda en este periodo ascendió a 292 millones, un 8,8% por debajo del generado durante el primer trimestre del año anterior. Excluyendo la contribución de los activos desconsolidados (el negocio termosolar en España, Trasmediterránea, Rodovia do Aço y ATLL) y eliminando el efecto de la NIIF16 (en vigor desde 2019), el Ebitda se redujo un 2,9%.

La división de Energía creció un 0,9% a nivel de Ebitda, a pesar del impacto de las ventas de activos. En términos homogéneos (excluyendo la contribución del negocio termosolar y el efecto de la NIIF16) el Ebitda de Energía creció un 9,5%.