O la opa sale adelante o Dia desaparece. Así de contundente ha sido Mikhail Fridman, ante los analistas con los que ha mantenido una reunión este martes. El dueño del 29% del accionariado de la cadena de supermercados ha ampliado hasta el 30 de abril la opa lanzada desde su vehículo inversor, el fondo LetterOne.

Noticias relacionadas

Fridman ha hecho hincapié en la situación delicada que vive la compañía y ha apuntado que si la opa no sale adelante, el Consejo de Administración se verá obligado a declarar la insolvencia de Dia o a reestructurar por completo la compañía.

Además, sin la opa la recapitalización de Dia se complica y es que Fridman ha asegurado una inyección de capital de 500 millones de euros, si esta salía adelante. De estos, la mitad servirán para transformar la cadena de supermercados, tal como explicó este periódico.

Desde Letterone mantienen que si la opa no triunfa, todos los actores implicados: accionistas, acreedores, trabajadores, proveedores y clientes salen perdiendo. Hace siete días, los accionistas comunicaron aceptaciones respecto de 20.517.986 acciones, lo que supone el 4,64% de las 441.937.819 acciones a las que la opa se dirige efectivamente. La opa está sujeta a la aceptación de al menos el 50% de las acciones, y por eso se ha decidido ampliar el plazo.

En los planes para la compañía también está la refinanciación de la deuda, otra tarea pendiente de Fridman. Dia debe refinanciar 1.400 millones ya que al rechazar la Junta de Accionistas el plan del Consejo de Administración, el acuerdo previo con los bancos quedaba en papel mojado.

De la Cierva insiste en la opa

A Fridman le ha salido un aliado y es que el CEO de Dia, Borja de la Cierva, se ha dirigido mediante una carta a los accionistas para que estos acepten la opa de LetterOne. De la Cierva ha insistido en que la situación de la compañía “precisa de la ejecución de medidas urgentes que permitan restaurar su patrimonio neto y disponer de la liquidez necesaria para afrontar los próximos vencimientos de deuda financiera y bonos y continuar financiando su operativa".

De la Cierva llega a mencionar incluso la disolución de la cadena de supermercados si Dia no dispone “del tiempo necesario para instrumentar soluciones alternativas que le permitan restaurar debidamente sus fondos propios y disponer de la liquidez necesaria para el curso ordinario de sus negocios”.

En esta línea, se mantiene la postura que emitió el Consejo de Administración de Dia en el que se dio luz verde a la opa al ser “la única alternativa respaldada por los accionistas de la compañía”.