Mercadona ha puesto punto final a sus bolsas de plástico de un solo uso. La cadena de supermercados se ha aliado con líderes del sector del plástico para cumplir su objetivo de sostenibilidad y reducir el uso del plástico apostando por el reciclaje y las bolsas de papel.

Noticias relacionadas

El Grupo Saica será el encargado de convertir los plásticos recogidos en los supermercados y centros logísticos para convertirlos en granza. Con la materia prima, Plasbel fabricará las bolsas que contienen entre un 50 y un 70% de plástico reciclado, según han confirmado fuentes de la compañía a EL ESPAÑOL.

Saica (Sociedad Anónima Industrias Celulosa Aragonesa) es una empresa familiar fundada en 1943 en Zaragoza que se dedica a la fabricación de embalajes y también a la gestión integral de residuos. Detrás de este imperio, que facturó 1.500 millones de euros en 2017, está la familia Balet Aragüés.

Eduardo Aragüés y Ramón Balet, propietarios junto con otros miembros de sus familias de Saica, ocuparon en 2018 el puesto 52 en el ranking de los 100 españoles más ricos elaborados por la revista Forbes. Los Aragüés y Balet supieron ver la oportunidad que suponía para los fabricantes de cartón la irrupción del comercio electrónico. Tal como ya explicó este periódico, desde Saica se fabrican los embalajes que Amazon utiliza en España.

Sin embargo, Saica no fabricará las bolsas de papel de Mercadona. “Nosotros fabricamos la granza reciclada de PEBD (PoliEtileno de Baja Densidad), parte de la cual será la materia prima (materia reciclada) de la nueva bolsa, no fabricamos las bolsas”, precisan fuentes de la compañía. Y es que el acuerdo con la cadena de supermercados se ha realizado con Saica Natur, la vertical de gestión de residuos de la compañía.

Plasbel, las bolsas murcianas que venden 76 millones de euros

El grupo presidido por Juan Roig ha confirmado que será Plasbel quien se encargue de la fabricación de las bolsas de plástico a partir de la granza que produce Saica. Plasbel, fundada en 1998, fabrica anualmente 55.000 toneladas de plástico en las plantas de Doha (Qatar) y de Valencia.

La compañía murciana ha aumentado un 52% la facturación entre 2010 y 2017 y ha pasado de facturar 50 millones de euros a alcanzar los 76 millones. Plasbel cuenta con dos centros logísticos en dos municipios murcianos. Fuentes de la empresa confirman que Mercadona ya era su cliente antes de elegir este tipo de bolsa de plástico reciclado.

Tres fabricantes detrás de las bolsas de papel

En cuanto a las bolsas de papel, Mercadona tiene tres proveedores: Formpaper, Grupo Consist y Papier-Mettler, según ha podido saber este periódico. Los dos primeros son nacionales y el segundo, aunque con sede en España, tiene origen alemán.

Formpaper, con sede en Almansa (Albacete), amplió sus instalaciones hace justo un año por la “demanda importante de bolsas”, según explicó uno de los accionistas de la planta a los medios locales. Entre esa demanda, se incluye Mercadona que ha apostado desde esta semana por las bolsas de papel. Formpaper facturó en 2017 17,5 millones de euros. 

El Grupo Consist fabrica tanto bolsas de plástico como de papel. Las segundas, elegidas por la cadena de supermercados que preside Juan Roig, supusieron una facturación de 37 millones de euros en 2017. Las bolsas de plástico aportaron 8 millones a las arcas de la compañía.

Con sede en Agramunt (Lleida), el Grupo Consist produce packaging flexible y sus opciones van desde sacos para el carbón hasta las bolsas de basura. Sus embalajes viajan actualmente a destinos como Ecuador, Japón, Sudáfrica o el Reino Unido.

Por último, Mercadona también confía en Papier-Mettler sus bolsas de papel. La compañía se considera a sí misma “pionera” en el sector de las “soluciones de embalaje ecológicas”. Papier-Mettler tiene su sede en Morbach (Alemania) pero opera en más de 15 países.

Papier-Mettler fabrica todo tipo de bolsas de papel y de plástico, así como bolsas de algodón o de yute. Su filial en España facturó en 2017 16 millones de euros.