DKV aumentó su beneficio neto en 2018 un 102% respecto al ejercicio anterior. Unos resultados que suponen duplicar los 18 millones de euros de 2017 hasta los 36 millones de euros que ganó en el último ejercicio.

Noticias relacionadas

El aumento de este beneficio se debe, en gran medida, a que durante 2017 la compañía tuvo que hacer frente a unos pagos fiscales que acumulaba desde 2012 y que quedaron resueltos en ese ejercicio, permitiendo a la empresa firmar un 2018 con resultados mayores a los del año anterior.

El resultado antes de impuestos de DKV ha sido de 51,3 millones de euros, un 31% superior al del año pasado, cuando consiguió 39,2 millones de euros. El crecimiento de la compañía se ha sustentado en el aumento del 10% conseguido en primas de salud individual, superando los 120 millones de euros.

La facturación de la compañía alcanzó los 789 millones de euros el año pasado frente a los 767 millones de 2017, lo que supone un crecimiento del 3%. 

En lo que tiene que ver con el ramo de asistencia sanitaria, que representa el 86% del total de primas, ha superado los 553 millones de euros frente a los 544 del año 2017.

Josep Santacreu, consejero delegado de DKV Seguros, negó durante el acto de presentación de resultados que la compañía esté pensando en realizar operación alguna en el sector hospitalario. "Nosotros venimos de desinvertir en Quirón. Teníamos el 20% de su accionariado y nos pareció que esto era lo más acertado. Pensamos que la mejor organización es que las aseguradoras no tengamos que integrarnos verticalmente con el sector hospitalario. Ahora mismo no estamos pensando en hacer ninguna compra en el sector de los hospitales".

En lo que tiene que ver con los productos más exitosos, Santacreu ha señalado que la compañía está viendo "una disociación muy grande entre la compra de producto barato y otro de más calidad. Cuando miras qué vendemos en nuestra compañía vemos que el cliente quiere o el producto más barato o el más caro. El que te ofrece un servicio más concreto y el que apuesta por un servicio total sin copago".

Al ser cuestionado por la posibilidad de crecer vía compras, Javier Cubría, director general financiero, se ha mostrado abierto. "El crecimiento orgánico nunca es suficiente. Estamos atentos al mercado para ver si en los próximos cinco años podemos realizar alguna operación para crecer más rápido". 

Del mismo modo, Santacreu ha comentado la cantidad de movimientos que están originando que empresas de otros sectores comiencen a entrar en el sector de la salud. "Vemos como compañías con capacidad de distribución han querido entrar en el seguro de salud, esto es una señal muy clara de que es un negocio muy interesante. En España actualmente existen 15 millones de clientes de seguro privado. Pero en este país somos 47 millones de ciudadanos. Vamos a ver en los próximos años tanteos para captar esta parte de la población que seguramente no quiere pagar un seguro de salud pero sí esta dispuesta a contratar servicios de salud puntualmente. En este aspecto el pago por uso es un elemento muy a tener en cuenta".