Renfe quiere ser algo más que un operador ferroviario. La compañía presidida por Isaías Tabóas está llevando a cabo una serie de acciones que tienen por objeto traspasar sus fronteras tradicionales. La última de ellas se centra en un plan que, de la mano del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, pretende lanzar una serie de ayudas de I+D+i al sector ferroviario.

Noticias relacionadas

Estos recursos estarían dirigidos especialmente a las Pymes ferroviarias. Renfe pretende fomentar que en el ecosistema español broten nuevas iniciativas innovadoras gracias a estas ayudas. De hecho, la compañía quiere participar activamente en la inversión en este plan aunque, por el momento, no ha definido la cuantía de estos recursos.

El plan estratégico de Renfe pretende que, durante los cinco próximos años, la empresa pase de ser un operador ferroviario a un operador integral de movilidad. Esto implica ampliar el espectro de manera que, si ahora controla la parte del viaje que comprende el trayecto entre dos estaciones, pase a impactar en el conjunto del viaje: desde que el pasajero sale desde su casa hasta la llegada a su destino final.

La evolución tecnológica y la transformación digital son fundamentales para lograr este objetivo. Esta razón es la que con este tipo de apoyo a la innovación, Renfe pretenda que compañías externas puedan evolucionar tecnologías que, por la naturaleza de la operadora ferroviaria, sería más difícil que se desarrollaran sólo con la participación de Renfe.

Además, en el proceso de evolución a operador de movilidad integral, vitaminar el ecosistema ferroviario español va a facilitar a Renfe contar con una serie de partners que le permitan contar con empresas especializadas en materias de nicho en las que, muy probablemente, Renfe va a necesitar apoyarse.

Trenlab, su aceleradora de startups

Renfe ya ha lanzado una iniciativa dirigida a potenciar el ecosistema de empresas digitales en segmentos del negocio colindantes al de la operadora ferroviaria. Su aceleradora Trenlab, que lanzó de la mano de Wayra (Telefónica), ya ha puesto en marcha la segunda llamada para elegir proyectos.

La compañía está buscando empresas de base tecnológica especializadas en digitalización de la movilidad, digitalización de procesos y logística. Las start-ups seleccionadas tendrán acceso durante el proceso de la aceleración a la red de Telefónica, Wayra y Renfe. Del mismo modo, contarán con la oportunidad de recibir hasta 50.000 euros de inversión, espacio en las oficinas de Wayra en la Gran Vía de Madrid, así como acceso a los otros hubs que Wayra tiene en otros países.

Una buena prueba del enfoque de esta aceleradora lo encontramos en las empresas seleccionadas en su primera edición. TrenLab anunció el pasado 8 de enero que Zeleros, Limmat Group, IoMob y Nixi1 se incorporaban a su programa de aceleración entre las 240 empresas que solicitaron su plaza.

Las especialidades de estas empresas se centran en Hyperloop, blockchain, inteligencia artificial o chatbots. Unos conceptos que hasta hace bien poco difícilmente podían asociarse con la operadora ferroviaria. Un síntoma más de que Renfe quiere dejar de ser Renfe.