La Agencia Tributaria ha hecho público el Plan de Control Tributario y Aduanero. Ha explicado cuáles van a ser las líneas que va a seguir y qué nuevas áreas tomarán mayor importancia. En esa nueva línea, un punto hace hincapié a la logística vinculada al comercio electrónico.

Empresas de paquetería, como Seur o MRW, pero también marketplaces como Amazon e incluso las nuevas plataformas de delivery, como Glovo o Deliveroo estarán bajo la lupa de Hacienda. Según la publicación del Plan en el BOE, este tipo de compañías pueden servir de “catalizadores de la actividad de otros operadores nacionales y extranjeros que, valiéndose de estas plataformas virtuales de mercado, consiguen una importante penetración comercial, no siempre acompañada de la correcta tributación directa e indirecta”.

Según han confirmado fuentes de la Agencia Tributaria a este periódico esta línea de investigación hace referencia a todos los niveles de la logística e incluye a plataformas de comercio electrónico en su vertiente logístico, por lo que desde las empresas de riders hasta los gigantes como Alibaba estarán vigilados de cerca.

Este no es el único punto que puede preocupar a los marketplaces mencionados, otra de las líneas del plan establece que se “continuarán realizando actuaciones sobre los nuevos modelos de distribución”. Según indica el organismo, “en los últimos años han venido surgiendo nuevas actividades como la triangulación de envíos, en la que las ventas realizadas por una empresa son entregadas por otras, y tiendas de tiendas instaladas en páginas web”.

En esta línea, la actividad de la Agencia Tributaria se centrará en “garantizar” que la tributación de estas nuevas operaciones y que “su actividad no distorsiona los precios en perjuicio del comerciante establecido en España”. El plan de Hacienda consistirá en continuar “analizando este mercado, definiendo sus riesgos y controlando su actividad”.

'Fintech', medios de pago y criptomonedas

La Agencia Tributaria también reforzará su vigilancia sobre el sector de las fintech, según describe el plan, “se realizará un estudio inicial de las tecnologías fintech para evitar que su despliegue altere el grado de conocimiento que la Agencia Tributaria la mantiene sobre la actividad económica”.

Además, se avanzará en el “control” de los nuevos medios de pago y “se propondrán medidas para establecer las mismas obligaciones a todos los intermediarios en los mercados financieros”.

El plan también contempla mayor control sobre las criptomonedas. Así, analizará la información sobre las operaciones realizadas con monedas virtuales en España y en el extranjero por contribuyentes residentes en España y controlará su tributación.