El 2018 permanecerá en la memoria de Globalia por varias razones. Fue el primer año completo de su consejero delegado, Javier Hidalgo, al frente de la compañía con sus propios presupuestos y además consiguiendo resultados "históricos" para la empresa.

Noticias relacionadas

Finalizado el año, queda hacer balance de este periodo que, como el propio Hidalgo afirmó hace pocas semanas, ha permitido a la empresa alcanzar una posición de "liderazgo" y encontrarse en "un momento clave". 

Todo empezó cuando en septiembre de 2016, el hijo de Juan José Hidalgo, Javier , volvió a la empresa familiar para ocupar el puesto de consejero delegado. A partir de ahí, su crecimiento en el accionariado y sus logros empresariales se han escrito solos. En ese ejercicio, la empresa presentó pérdidas de 18 millones de euros, pero los beneficios no se hicieron esperar y llegaron al año siguiente. 

Esta vuelta a los resultados positivos tuvo como protagonistas a Air Europa y los hoteles Be Live. Javier Hidalgo aprovechó el buen momento que vivían las dos marcas del grupo y enfocó su actividad empresarial en ellas, principalmente en la división aérea.

La intención de la compañía pasaba por crecer, principalmente, en el ámbito internacional con la apertura de rutas hacia nuevas ciudades latinoamericanas con las que no conectaba en ese momento.

Para 2018, utilizó sus propios presupuestos y según ha hecho saber, el resultado va a ser más que satisfactorio. A finales del año pasado Globalia anunciaba resultados “históricos” y la previsión de quintuplicar el beneficio hasta los 80 millones de euros. Estos resultados tuvieron su origen en varias decisiones empresariales que se llevaron a cabo con Hidalgo a la cabeza. 

Nuevas rutas

Lo dijo en la presentación de los resultados de 2017 y lo llevó a cabo a lo largo de 2018. Hidalgo trataría de impulsar la empresa de la mano de Air Europa, principalmente en el plano internacional. 

Y así lo hizo. En febrero del año pasado la división aérea de Globalia reforzó su apuesta por el mercado alemán estrenando una ruta a Düsseldorf (Alemania), la tercera ciudad del país para la empresa y “próspera” en el ámbito de los negocios, según reconocía el director comercial de la aerolínea, Imanol Pérez. 

El plano internacional del que hablaba Hidalgo también incluía la conexión con América Latina. En la presentación de los resultados de 2017 explicó que el grupo seguía estudiando nuevas rutas hacia ciudades con las que todavía no conectaba, como Panamá, Santiago de Chile y Río de Janeiro.

No han empezado a operar todavía, pero ya hay acuerdo que empiecen a volar los aviones. A partir de febrero, Air Europa operará cinco vuelos semanales a Panamá, y a partir de junio conectará con Iguazú y Medellín. 

Sobre China, el otro punto en el que tiene la vista puesta, el CEO de Globalia afirmó que tiene intención de volver, aunque para ello necesitan “un buen compañero de viaje” y contar con una flota amplia que les permita atender a este mercado ya que volver al país asiático requiere de un número más amplio de aviones y de personal. 

Alianza con otras aerolíneas

El crecimiento de Globalia con Javier Hidalgo al frente también tuvo su origen en la alianza con otras aerolíneas, como son Ryanair y Air France-KLM.

En mayo de 2017, ambas empresas firmaron un acuerdo por el que la irlandesa facilitaba a la española vender sus vuelos de largo radio a través de la web de Ryanair. 

En 2018, la alianza se consolidó y Ryanair comenzó a comercializar 150 rutas operadas por la aerolínea española desde o hacia un destino europeo hacia América. Sin embargo, la alianza no se quedará ahí. Queda pendiente la progresiva integración para la venta de vuelos Ryanair en conexión con los de largo radio de Air Europa.

Sobre Air France-KLM. En agosto de este año ambas empresas estudiaban cerrar una joint venture para establecer una mayor colaboración en la operación de sus vuelos entre Europa y América del Sur y Central. Este acuerdo permitiría a ambos socios “ampliar su oferta y mejorar las oportunidades de viaje de sus respectivos clientes".

El auge de Be Live

La cadena de hoteles Be Live también ha tenido un papel protagonista en el avance de Globalia en 2018 y se prevé que lo mantenga en 2019. Muestra de ello es que en el año recién terminado el grupo sumó un quinto hotel Be Live a su red de Cuba

Se trata de un hotel boutique con 50 habitaciones, un restaurante y una piscina de agua salada, ubicado en primera línea de mar y muy próximo a una de las zonas más concurridas de la ciudad. 

Las expectativas sobre este negocio siguen creciendo y así lo demuestra la inauguración del séptimo hotel de la misma línea en República Dominicana, anunciado el 3 de enero de este año, y para el que se ha destinado una inversión de 22 millones de euros. 

El poderío de Halcón Viajes

No se puede hacer un repaso del año de Globalia sin mencionar a Halcón Viajes. El 2018 empezó con la adjudicación del contrato para gestionar los viajes de los trabajadores de Adif durante un año más, con el que el grupo sumaría un trienio. 

Con este contrato, Halcón Viajes siguió encargándose de la reserva, emisión, modificación, entrega y anulación del billete, de los alojamientos y de los vehículos de alquiler de los trabajadores de la ferroviaria. 

Segundo accionista

El pasado 2018, Javier Hidalgo dio dos sorpresas en forma de adquisición de acciones. La primera data de julio, cuando compró a Ana Botín el 10% de las participaciones de Globalia que había adquirido Banco Santander con la adquisición de Banco Popular. 

La segunda, hace apenas unos días. El 2 de enero, cuando se anunció que el CEO de Globalia se convertía en el segundo mayor accionista del grupo (solo por detrás de su padre) después de comprar el 7% de las acciones que estaban en manos de Unicaja. 

Recupera la figura del director general

Un año después de la salida de Pedro Serrahima, Globalia recuperaba la figura de Director General de la mano de Juan Arrizabalaga. Fue en septiembre de 2018 y llegaba procedente de la presidencia de Altadis, empresa en la que había ocupado dicho cargo desde septiembre de 2015.

En Globalia, Arrizabalaga reporta directamente a Javier Hidalgo al mismo tiempo que se responsabiliza de terminar de definir y lanzar el plan estratégico global de la compañía. Con todo esto y lo que estas medidas han supuesto para 2018, lleva a pronosticar que el 2019 será un buen año para la empresa.