Las turbulencias que agitan las bolsas mundiales en los últimos días ha hecho que Cepsa meta un giro de timón en su proceso de salida a Bolsa. El principal accionista de la petrolera, el fondo soberano de Abu Dabi, Mubadala, ha decidido "retrasar" la Oferta Pública de Venta de Acciones (OPV) que tenía en marcha. 

Noticias relacionadas

Así lo ha comunicado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en un Hecho Relevante, en el que destaca que "la inestabilidad que sufren los mercados afecta a la valoración de la compañía".

Estaba previsto que este martes Cepsa fijara el precio definitivo con el que daría el salto a Bolsa el próximo jueves. En concreto, la horquilla estaba entre los 13,1 euros y los 15,1 euros por título

Con esas cifras, su único accionista tenía previsto captar hasta unos 2.019 millones de euros por el 25% del capital de la petrolera al que se dirige la oferta.

Sin embargo, la propia Cepsa explica que el escenario internacional en el que se mueven las Bolsas mundiales ha hecho que "el apetito de los inversores internacionales se haya retraído de manera significativa y, por ende, su predisposición a participar en procesos como el que estaba llevando a cabo la petrolera".

El fondo, convencido

Mubadala, accionista único de Cepsa desde 2011, ha manifestado su vocación de continuidad como inversor a largo plazo.

Así lo ha dicho el consejero delegado de Cepsa, Musabbeh Al Kaabi, quien ha destacado que estamos ante "una gran compañía y estamos orgullosos de nuestra relación a largo plazo. Para Mubadala, es una inversión estratégica en energía y un referente de la industria española".

Sostiene también que "pese a que las condiciones de mercado se han deteriorado significativamente, los comentarios de los potenciales inversores han reforzado nuestra visión del valor de Cepsa y de su fortaleza en los principales negocios. Como inversor a largo plazo, consideraremos volver al mercado cuando creamos que las condiciones son favorables”, ha sentenciado.