El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha dicho hoy que "tenemos la obligación moral de parar el cambio climático", y ha llamado a "actuar ya" y a "pasar de las palabras a los hechos", informó hoy la compañía.

Noticias relacionadas

Sánchez Galán, que ha intervenido en la sesión "UN Global Compact in Action: Driving progress and scaling impact", celebrada en Nueva York en el marco de la Cumbre de Líderes UN Global Compact 2018, ha manifestado que en la lucha contra el cambio climático han de involucrarse todos los agentes implicados: gobiernos, empresas y sociedad civil.

Ha insistido en la necesidad de desarrollar estrategias a largo plazo coherentes con la consecución de los objetivos del Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU para 2030, pero también de adoptar medidas de calado ahora.

El presidente de Iberdrola ha dicho que la lucha contra el cambio climático "crea oportunidades de negocio" y ha puesto como ejemplo la evolución de su compañía, con una estrategia alineada desde hace veinte años con la acción por el clima, que ha implicado inversiones de más de 100.000 millones de dólares en energías renovables, redes inteligentes y almacenamiento eficiente (centrales hidroeléctricas de bombeo).

Sánchez Galán ha afirmado que Iberdrola "es hoy más limpia, rentable y global", y seguirá por esta senda en el futuro con inversiones de 8.000 millones de dólares al año en las mencionadas áreas de negocio para lograr en 2030 una reducción del 50 % de su intensidad de emisiones de CO2 sobre los de 2007 y ser neutra en carbono en 2050".

En la sede de la ONU, Sánchez Galán ha participado en un almuerzo convocado por el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, y en presencia de la presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, se ha comprometido a respaldar e impulsar el empoderamiento de la mujer en la sociedad.

La Cumbre de Líderes UN Global Compact 2018 se celebra en el marco de la 73 Asamblea General de las Naciones Unidas y coincide con la Semana del Clima de Nueva York.