Lamine Diack.

Lamine Diack.

Juegos Olímpicos

Un magnate vinculado a Río 2016 pagó 1,5 millones por birlarle los Juegos a Madrid

Según 'Le Monde', la justicia francesa tiene pruebas de que la candidatura olímpica brasileña sobornó al hijo del presidente de la IAAF, Lamine Diack, a través de un tercero.

Una nueva evidencia sale a la luz a raíz del posible caso de corrupción que envuelve a la elección de la sede olímpica de 2016. La candidatura de Madrid, favorita tras la primera votación, cayó ante la de Río de Janeiro, donde se disputaron los últimos Juegos el pasado verano. Una elección que podría haber sido amañada, tal y como apunta 'Le Monde' este viernes.

Según el diario francés, la candidatura brasileña pagó hasta 1,5 millones de dólares al hijo del presidente de la IAAF (y miembro del COI), Lamine Diack, a través de un magnate vinculado a la organización. Una transacción que se une a las pruebas de las que ya disponía la justicia francesa y que plantea serias dudas acerca de la legitimidad del proceso de elección de la sede olímpica.

El 29 de septiembre de 2009, tres días antes de la elección de la sede de los Juegos Olímpicos que se celebrarían en 2016, Matlock Capital Group -una compañía radicada en Islas Vírgenes y vinculada a un magnate brasileño- emitió un pago de 1,5 millones de dólares a favor de Pamodzi Consulting, una consultora fundada por Papa Massata Diack, hijo del presidente de la IAAF.

Paralelamente, Massata Diack recibió un pago adicional de medio millón de dólares en una cuenta personal en Rusia. Unos pagos que la justicia francesa entiende como posibles sobornos para comprar votos a los miembros del COI que eligieron la sede olímpica el 2 de octubre de 2009 en Copenhague.

Papa Massata Diack ya fue sancionado en 2016 para ejercer cargos públicos en la IAAF de por vida por corrupción, mientras que su padre, Lamine Diack, se encuentra bajo custodia en Francia mientras se le investiga por apropiación indebida de capitales y corrupción.

Por su parte, la empresa Matlock Capital Group es parte de un entramado empresarial vinculado al poderoso magnate brasileño Arthur Cesar de Menezes Soares Filho -apodado el 'Rey Arturo' en su país-, quien firmó numerosos contratos con la organización de Río 2016 para la construcción de sedes deportivas y edificios de hostelería para la cita.

Los investigadores franceses tienen pruebas, asimismo, de que Papa Massata Diack transfirió 300.000 dólares a una empresa 'offshore' -Yemli Limited- a través de su consultora el mismo día 2 de septiembre de 2009. Una empresa bajo la lupa de varios países, radicada en las Seychelles y vinculada al exatleta namibio Frankie Fredericks, uno de los encargados del COI para el escrutinio de votos durante la gala de Copenhague. Fredericks, en la actualidad, dirige la comisión de evaluación del COI de las sedes olímpicas para 2024.