Los cines Paz en 1966.

Los cines Paz en 1966. Juan Miguel Pando Barrero

Cine Salas de Cine

El cine de señoras resiste a las grandes multisalas: los Paz cumplen 75 años

  • Los míticos cine del centro de Madrid cumplen años y sobreviven gracias a su público adulto y femenino.
  • Celebran su 75 aniversario con un ciclo que recupera clásicos del cine que se vieron en su pantalla.
  • Las salas de cine frenan su destrucción en 2018.

Existe un reducto cinéfilo que ha sobrevivido a las multisalas. Una aldea gala en plena Calle Fuencarral de Madrid que ha visto cómo con el paso de los años iban cerrando los pequeños guerreros que les acompañaban en su resistencia. Salas donde no llegan Los vengadores, ni los nachos con queso ni las franquicias de comida que colonizan los cines actuales.

En estas salas se va a ver cine, a hablar de cine y a hacer comunidad. No sólo han resistido, sino que además han cumplido 75 años. Se trata de los míticos Cines Paz, que aguantan como jabatos el envite de las grandes cadenas. A menos de 20 metros existe una multisala que amenaza desde hace años, pero mientras los Roxy o los Bilbao no aguantaron, ellos siguen con sus colas a diario.

La victoria de los cines Paz es gracias a ellas, a las señoras que todos los días se juntan en sus salas para ver cine adulto. Ya se han hecho amigas, casi todas superan los 65, y han creado una comunidad que disfruta en un cine que ya es como su segunda casa como explica Carolina Góngora, que junto a su hermano gestionan el cine. “Gracias a las señoras estamos vivos. Tenemos un fidelidad que no tienen en otro cine, por mucha película grande que tengan. Estas personas además tienen una inquietud cultural muy fuerte, son cinéfilas, saben qué directores les gustan, lo que hicieron antes, la que vieron hace dos años… es su plan de tarde y de todas las semanas, y nosotros tenemos un trato cercano con ellas que es parte de nuestra supervivencia. Nos dicen siempre: no cerréis, nos hacéis felices. Esto nos emociona”, cuenta a EL ESPAÑOL.

La sala principal de los cines Paz en 1960

La sala principal de los cines Paz en 1960 Juan Miguel Pando Barrero

Carolina pertenece a una familia que dirige los Paz desde hace tres generaciones. Su abuelo los compró en el año 78, luego pasaron a su padre y ahora ella está al pie del cañón. En el 97 encontraron la clave de su éxito: el cine de autor doblado. “Nosotros nunca tiramos la toalla, pero la diferenciación vino gracias a nuestro programador. Él nos abre la puerta a ir exhibiendo películas de distribuidoras pequeñas que empezaban a traer películas en versión doblada. Y nos empezaron a funcionar muy bien y es nuestra seña de identidad y vivimos por ello. Desde el inicio nos ha traído una fidelidad impresionante. Además son películas bonitas. No entra la violencia, ni la ciencia ficción, casi ni la acción. Son películas dirigidas a un público que quiere disfrutar, y de ahí que la mayoría sean mayores de 60 y mujeres”, añade.

Los Paz han sobrevivido a la llegada de las multisalas, a la digitalización y hasta a la subida del IVA, y lo han hecho como ·cine de barrio y cine familiar, distinto y pequeño”, lo que ha complicado esa supervivencia, pero lo han conseguido y ahora lo celebran a lo grande con un ciclo de cine durante seis días que trae grandes obras maestras con las que sus organizadores, Sunset Cinema, quieren honrar a estas salas que abrieron en 1943 con la película española Antes de entrar, dejen salir en la entonces única sala de 999 butacas, un aforo impensable ahora.

Gracias a las señoras estamos vivos. Tenemos un fidelidad que no tienen en otro cine, por mucha película grande que tengan. Tienen una inquietud cultural muy fuerte, son cinéfilas

Del viernes 9 de noviembre al jueves 15 de noviembre se proyectarán grandes clásicos del séptimo arte y las películas más exitosas del cine Paz. A lo largo de 6 días, obras maestras como West Side Story, La noche del cazador, Doctor Zhivago, Sabrina, El resplandor o El Guateque regresarán a la Sala 1 y Sala 2 de este emblemático y querido cine del corazón de la ciudad.

A sus dueños les sobra energía para seguir al pie del cañón. Ojalá 75 años. De momento afrontan el futuro “con ganas y optimismo, no sólo por lo que dice la industria”. Se refiera a los estudios que dicen que, a pesar de que el mercado se ha diversificado con la llegada de plataformas como Netflix, los cines crecerán de aquí a 2022. Pero lo dice con la seguridad de que ellos van a seguir acercando el cine de calidad y la cultura a ese público de señoras que siempre va a existir y querer disfrutar de una buena película en el centro de Madrid sin que antes de entrar le ofrezcan un perrito caliente que meter a la sala.