La entrada de cine debería bajar menos de un euro con el nuevo IVA.

La entrada de cine debería bajar menos de un euro con el nuevo IVA.

Cine Bajad del Impuesto

La entrada de cine debería bajar menos de un euro con el nuevo IVA

Las salas ya han manifestado que es difícil que el precio descienda, pero... ¿cuánto tendría que suponer la bajada del impuesto al bolsillo del espectador?

El IVA del cine ha bajado. Los Presupuestos Generales del Estado se han aprobado y en cuanto aparezca la bajada en el BOE (presumiblemente este sábado) será oficial. Los cines dejarán de pagar un 21% de impuestos al estado. Bajará hasta el 10%, y desde la Federación de Exhibidores Españoles ya han manifestado su alegría por esta “vuelta a la normalidad”, tras “más de cinco años” con el tipo impositivo más alto de toda la zona euro.

Eso sí, ya han dejado claro que serán los cines, de forma individual, los que decidan como repercutirá este descenso del IVA en el precio de las entradas. Aunque, tal como informaba este periódico, desde la industria dan por hecho que ese descenso no se notará en el precio que pagan los espectadores que compran las entradas.

Ayer, desde FECE, ya subrayaban que durante este tiempo los cines han realizado "un esfuerzo notable" para que los espectadores de cine no se vieran afectados por la subida del IVA. En este sentido, señalan que el precio medio de una entrada de cine en España se ha reducido respecto al año anterior a la aplicación del 21 por ciento de IVA. Y que, además, las salas han mantenido “políticas proactivas de fomento de asistencia” como la Fiesta del Cine o los Miércoles al Cine.

Una sala vacía.

Una sala vacía.

Lo lógico es que un descenso del 11% afectara al precio directamente, y que lo hiciera en torno al euro. El precio medio de una entrada de cine según el último informe de FACUA es de 6,96, de los que 1,2 euros son para pagar el IVA. Con el impuesto al 10% la cifra tendría que situarse en 6,32 de media. El fin de semana el coste se ha colocado en España en 7,31 euros, y con el nuevo tipo impositivo tendría que caer a los 6,6 euros (70 céntimos de rebaja).

Pero esto es el precio medio en todas las privincias españolas. Si nos fijamos en las dos grandes ciudades españolas, Madrid y Barcelona, la bajada del precio tendría que ser más acusada y superior al euro por precio del ticket. En la capital el fin de semana se paga 9,74 por una entrada, y ahora, con el cambio incluido en los presupuestos se colocaría en 8,85, 90 céntimos de euro menos. La misma cantidad que bajaría en Barcelona, donde el ticket cuesta 8,5 el fin de semana,

Han sujetado mucho tiempo el precio a cambio de reducir costes, como la limpieza de los cines y el personal. No van a tocar el precio de la entrada

El aumento del IVA ha afectado a la recaudación para los cines y a la recaudación de impuestos. En el primer año íntegro de aplicación de la medida, 2013, Hacienda recaudó 14,7 millones de euros. Los siguientes años el cine aportó a las arcas públicas casi tanto como lo aportado por las arcas a su desarrollo: 27,6 millones (2014), 23,4 millones (en 2015) y 23,3 millones de euros (en 2016). El Gobierno invirtió en ayudas al cine, en 2013, 29,4 millones, 27,1 millones (en 2014), 32,3 millones (2015), 30 millones (en 2016) y en 2017 hay 30 millones de euros congelados.

No bajarán

Este periódico ya habló con exhibidores y miembros de la industria cuando el PP anunció su compromiso de bajar el IVA en estos presupuestos (que finalmente ha aprobado el PSOE). Todos apuntaban a que es decisión de cada cine, pero muchos coincidían en que en esta época ha sido el exhibidor el que ha soportado la subida y que ahora recuperarán lo perdido en estos años. De hecho, fuentes consultadas por este periódico explican que “si pueden, lo subirán”. Son tajantes. No van a tocar el precio a la baja. “No van a devaluar su mercado”. De hecho, Cinesa, la gran cadena, está en manos chinas y el grupo dueño cotiza en bolsa y cualquier movimiento a favor les afecta. “Han sujetado mucho tiempo el precio a cambio de reducir costes, como la limpieza de los cines y el personal”, cuentan las fuentes que prefieren no dar su nombre. “No los van a tocar”.

Uno de los productores más importantes de este país, José Antonio Félez, explicaba a este periódico que el descenso tiene algo de “psicológico”, ya que la bajada es muy poca y muchos puede que ni la apliquen. “Al cine, como actividad cultural, hay que facilitarle las condiciones para que se pueda hacer. Mandan un mensaje positivo a los ciudadanos con la rebaja, con independencia de que luego lo que signifique respecto al precio de la entrada vaya a ser poco. La reducción en el mejor de los casos sería de 50 céntimos por entrada, pero desde el punto de vista psicológico es positivo estar al lado del cine y la cultura. No me parece comprensible que España tenga el IVA más alto para el cine de todos los países de la Unión Europea”, explicaba a este periódico Félez en la presentación de su nuevo proyecto, la serie La peste. Ahora queda comprobar si la bajada afecta realmente al precio o ha sido sólo para beneficio de la industria.