Daniela Vega es Una mujer fantástica, la gran ganadora de la noche.

Daniela Vega es Una mujer fantástica, la gran ganadora de la noche. Mario Guzmán Agencia EFE

Cine Festival de cine iberoamericano

‘Una mujer fantástica’ arrasa en unos Premios Platino contra ‘La Manada’

El filme está protagonizado por la transexual Daniela Vega y reivindica la fortaleza de todos los tipos de mujer. Se ha hecho con cinco galardones en una gala que también ha recordado a los estudiantes asesinados en Jalisco. 

Cancún

Esta es la crónica de una victoria anunciada: la gran vencedora de quinta edición de los Premios Platino -que celebran el cine iberoamericano- ha sido la chilena Una mujer fantástica, protagonizada por Daniela Vega, la intérprete transexual que ya consiguió que el filme se llevase el Oscar a mejor película de habla extranjera. Este rosario de reconocimientos -que culmina en esta fiesta en Cancún- ha supuesto una bofetada sin mano a ese mundo retrógrado y obsoleto que entendía la realidad según el código binario, que no abrazaba a esas mujeres arrolladoras, llenas de dignidad y coraje, que nacían con apariencia de hombre. Esa misma sociedad reduccionista tuvo a Daniela secuestrada durante 15 años en una identidad que no le correspondía, pero ahora su arrojo artístico se ha fusionado con activismo y su mensaje empieza a calar en lugares que fueron imposibles.

Para empezar, en esta ocasión se ha hecho con cinco galardones: a Mejor montaje, Mejor guion, Mejor dirección, Mejor actriz y Mejor película de ficción. Daniela interpreta a Marina, una mesera y cantante transexual y de clase humilde, que anda enamorada de Orlando, su pareja. Planean un futuro juntos, pero él enferma repentinamente y muere: entonces ella tiene que demostrar ante su familia y el mundo que es Una mujer fantástica, una hembra total capaz de derribar prejuicios y miradas de reprobación. La película lideraba las nominaciones de los Platino con nueve candidaturas, por delante de la argentina Zama, con ocho -finalmente se hizo con tres de ellos-.

Tráiler de 'Una mujer fantástica'

Sebastián Lelio, el padre de la criatura ganadora, recordó que “los que contamos historias tenemos posibilidad de ofrecerle al espectador una nueva luz, y esa luz puede generar una nueva perspectiva, una nueva conciencia y quizá una nueva acción”, y subrayó la importancia del didactismo para visibilizar la identidad de género. El filme más nominado y premiado de la noche tenía algo de simbólico, de punta del iceberg, porque toda la gala estuvo llena de alusiones a la revolución feminista, dándole una lección de activismo a los Oscar, que se adormecieron tras el fervor del Me Too.

El feminismo: más que una moda

Manifestarse a favor de los derechos de las mujeres se ha convertido en una hermosa moda, pero esto no es una reivindicación transitoria: esto demuestra la madurez de la sociedad y es un salto hacia la libertad”, enunció Daniela Vega, acompañada de Ernesto Alterio. “La libertad es tener opciones y ese es nuestro reclamo: más opciones y más libertades hacia las mujeres”. Pidió al público que se pusiese en pie y aplaudiese a “las mujeres iberoamericanas que no están viendo, para que sepan que no están solas”.

Manifestarse a favor de los derechos de las mujeres se ha convertido en una hermosa moda, pero esto no es una reivindicación transitoria: esto demuestra la madurez de la sociedad y es un salto hacia la libertad

Otro de los shows más estelares de la gala lo protagonizaron el rapero español Arkano y el mexicano Aczino, llenos de verbo, fraternidad y transgresión. “En este siglo hay una revolución y es feminista”, improvisó Arkano. “Que no se queden como si nada, desde aquí condolencias a la víctima de La Manada”, añadió, sin parar de rimar, como broche poético a una dolorosa y polémica semana en España, tras conocerse el fallo de la sentencia.

Por los estudiantes asesinados (y el plurilingüismo)

La carismática Adriana Barraza, Premio Platino de Honor, emocionó al auditorio acordándose de los tres estudiantes de cine de Jalisco que fueron secuestrados y asesinados hace escasos días. “Pienso en ellos tres, y pienso en esos otros 43 chicos de Ayotzinapa, y en otros miles y miles que han desaparecido y han sido asesinados en éste, mi hermoso país”, lanzó.

La actriz Adriana Barraza recuerda a los estudiantes de cine asesinados en México.

La actriz Adriana Barraza recuerda a los estudiantes de cine asesinados en México. EFE

“Como mexicana, le pido enérgicamente a nuestros gobernantes que paren ya, que haya de verdad justicia para todos. Y como ser humano lamento profundamente que todos nos hayamos perdido la posibilidad de ver una película de ellos, de ver qué querían decir en las pantallas, pero ya no están. Dedico mi premio a estos alumnos que ya no están, pero también a los que están y pisan fuerte”.

Lamento profundamente que todos nos hayamos perdido la posibilidad de ver una película de ellos, de ver qué querían decir en las pantallas, pero ya no están

Hubo hasta mención al plurilingüismo, con especial guiño al de España, cuando Javier Olivares recogió el premio Platino a mejor serie por El Ministerio del Tiempo: “Lo hablaba ahora con Aura Garrido. En esta gala se ha hablado en catalán, en euskera, en brasileño, en castellano… no perdamos, por favor, nunca esa diversidad”.

Verano, 1993 recibió el Platino a Mejor dirección novel.

Verano, 1993 recibió el Platino a Mejor dirección novel.

Blanca Suárez fue premiada como mejor actriz de serie por Las chicas del cable, Muchos hijos, un mono y un castillo, de Gustavo Salmerón, recibió el galardón a Mejor película documental, Verano, 1993, de Carla Simón, a Mejor ópera prima de ficción iberoamericana; y Handía, de Jon Garaño y Aitor Arregi, recibió la estatuilla que aplaudía al cine de educación en valores: “¡A todos los seres y cuerpos raros, que vivan!”.

Tadeo Jones se hizo con el reconocimiento a Mejor película de animación. Maná, Morat y hasta Asier Etxeandía -que se arrancó por Pa’ todo el año, de José Alfredo- pusieron banda sonora al encuentro. “Que me sirvan una copa y muchas más, que me sirvan, de una vez, pa’ todo el año… que me pienso seriamente emborrachar”.