Samantha Fox y David Cassidy durante la sesión de fotos a la que se refiere la denunciante.

Samantha Fox y David Cassidy durante la sesión de fotos a la que se refiere la denunciante.

Cine Cultura del abuso

Samantha Fox contra David Cassidy: "Se apretaba contra mí y sentía su polla"

La actriz acusa al fallecido actor y cantante de agresión sexual. Cuenta que sucedió en 1985: la asaltó en el baño de un restaurante y que ella le golpeó "en los testículos". 

Samantha Fox ha acusado al fallecido David Cassidy de agresión sexual, durante y después de una sesión fotográfica en la que trabajaron juntos en 1985. La actriz, en declaraciones al Daily Star, ha contado que los hechos sucedieron durante una cena con él en un restaurante de Chelsea: ella se estaba lavando las manos en los baños de mujeres cuando "la puerta se abrió de golpe y David Cassidy entró violentamente".

"Antes de que tuviese tiempo de procesar lo que estaba ocurriendo, él me había empujado contra la pared y había puesto sus manos sobre mí. Grité ¡aléjate de mí, David!, para detenerlo. Pero él metió su lengua en mi boca y una mano debajo de mi falda, mientras que con la otra se agarró firmemente a uno de mis pechos", relata.

La reacción de la víctima

Cuenta Fox que reaccionó "rápida e instintivamente": "Levanté la rodilla, lo golpeé directamente en los testículos... y luego le di un codazo en la cara". Asegura la actriz que David Cassidy "tuvo una erección todo el tiempo que duró la sesión de fotos, algo que no hizo absolutamente nada por ocultar". "Se apretaba contra mí y podía sentir su polla". Cassidy falleció a principios de este mes, a los 67 años, a causa de su insuficiencia renal y hepática. Se hizo famoso siendo un adolescente pin-up en la década de los setenta, gracias a su papel en la exitosa serie de televisión The Partridge Family, que también dio lugar a álbumes musicales de éxito, tanto en solitario como con su familia televisiva.

Fox lanza estas acusaciones en el contexto de la publicación de su primera autobiografía, Forever. También ha contado que su padre le hizo cortes, magulladuras y que le rompió dos costillas en un ataque violento en 1991.