Ana Gallego, nueva directora de la  Filmoteca Española, junto al alcalde de Gelves.

Ana Gallego, nueva directora de la Filmoteca Española, junto al alcalde de Gelves.

Cine Cine y Patrimonio

Ana Gallego, nueva directora de la Filmoteca Española

Coge el relevo de Chema Prado, cuyo cargo estaba vacío desde que dejó el cargo adelantando su jubilación. El Ministerio opta por una persona sin experiencia en la conservación y restauración del cine.

Ana Gallego será la nueva directora de la Filmoteca Española, puesto del que tomará posesión en los próximos días. La designación se produce tras el nombramiento este mismo mes de enero del periodista Carlos Reviriego como director adjunto de la Filmoteca y responsable de la programación de la Filmoteca Española.

Se llena por fin el vacío de poder que existía en la institución desde que su anterior director, Chema Prado, dejara la Filmoteca anticipando su jubilación. Una ausencia que provocó el descontrol y que tomara el poder la exdirectora del ICAA, Lorena González Olivares y la exdirectora adjunta de la Filmoteca. Las informaciones publicadas por este periódico provocaron que González fuera cesada en su cargo. El nuevo director del Instituto del Cine ha cumplido una de las cosas que pedían los trabajadores.

A pesar de ello se ha puesto en el cargo más importante de la institución que custodia el patrimonio fílmico español a una persona sin experiencia en nuestro cine, ni en su historia, ni tampoco en su conservación y restauración. Ana Gallego Torres, que ha sido presentada hoy a los trabajadores, es licenciada en Derecho por la Universidad de Granada y pertenece al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado. Sus anteriores puestos han estado ligados a la Delegación del Gobierno para la violencia de género -donde fue subdirectora general- en vez de al cine. Un funcionario en vez de un concurso público o elegir a una persona experimentada en el área.

La Filmoteca Española, cuyo estado de urgencia denunció EL ESPAÑOL, tiene como misión recuperar, investigar y conservar el patrimonio cinematográfico y promover su conocimiento. Es una subdirección general del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, ICAA, y desde 1956 pertenece a la Federación Internacional de Archivos Fílmicos