Joaquín Prat.

Joaquín Prat.

Famosos TRANSPLANTE DE CABELLOS

Joaquín Prat, el último famoso en hacerse un retoque capilar

El presentador ha aprovechado que perdió una apuesta y tuvo que raparse para 'actualizar' su pelo. 

Es lo que tiene salir en televisión. Cualquier retoque, por mínimo que sea, siempre resulta más llamativo. Este verano, cuando Ana Rosa Quintana (61 años) estaba de vacaciones, Joaquín Prat (42) hizo una apuesta delante de todo el público: si la Justicia decía que  Pilar Abel no era la hija de Salvador Dalí, se rapaba la cabeza.

Así que, después de que las pruebas de ADN terminaran demostrando que Abel no era hija del pintor, el presentador decidía cumplir su apuesta antes de Navidad y raparse la cabeza. Y eso que la no hija de Dalí le insistía que podía esperarse para hacerlo ya que iba a seguir reclamando en los juzgados.

Sin embargo, parece que Prat ya tenía otros planes en la cabeza… nunca mejor dicho. Y es que, sólo hace falta echar un vistazo a sus fotografías tras raparse y a las actuales, para darse cuenta que ha aprovechado estas vacaciones para ‘actualizar’ su pelo. Como bien se puede comprobar en las fotografías, el presentador ha tapado sus entradas con microinjertos capilares.

Joaquín Prat

Joaquín Prat

Un microinjerto capilar es un tipo de intervención quirúrgica consistente en trasplantar el cabello de una zona poblada a la zona que se quiere poblar, en este caso, las entradas. Se realiza mediante la recopilación de folículos de pelo, cada uno de los cuales tiene 1, 2 o 3 cabellos, extraídos a través de una incisión en el cuero cabelludo por lo general en la zona occipital del cuero cabelludo.

El precio del microinjerto capilar en España oscila entre los 3.000 y 12.000 euros. Los precios de esta técnica suelen fijarse en base a la cantidad de unidades foliculares trasplantadas. Así, dependiendo de la cantidad de unidades foliculares que se utilicen para el microinjerto, los precios irán desde los 2.000 euros (unas 300 unidades foliculares) a los 7.000-8.000 euros (unas 4.000 unidades foliculares).

Debido a estos precios, durante las últimos tiempos son muchos los españoles que se han decantado por Turquía como destino para llevar a cabo esta operación. Allí, donde existen más de 250 clínicas de este tipo, el trasplante capilar está subvencionado por el Gobierno por lo que la operación puede costar menos de 2.000 euros.

Por eso no es de extrañar que hasta 10.000 españoles pasen cada año por aquel país para hacerse un retoquito. Uno de ellos, por ejemplo, es Sandro López, uno de los concursantes de la tercera edición de ¿Quién quiere casarse con mi hijo? El joven, además no ha tenido problemas en relatar su experiencia a través de redes sociales.

Otros famosos que han recurrido al injerto de pelo

También se hizo injertos, aunque no se sabe si en Turquía, el actor Alfonso Sánchez, uno de los protagonistas de Allí abajo y también de la saga de Ocho apellidos vascos. Sólo hay que echarle un vistazo a fotografías de los primeros capítulos de la ficción y de los últimos.

Alfonso Sánchez.

Alfonso Sánchez.

Prat, Sánchez y López se unen así a un nutrido grupo de famosos que han decidido mejorar su imagen. Entre los televisivos, por ejemplo, encontramos a Hilario Pino. Con el presentador pasó algo parecido que con Sánchez: de una temporada a otra pasó de unas visibles entradas a un perfecto flequillo. Tal es la fama del injerto capilar de Pino que es habitual encontrar memes en redes sociales con su evolución capilar.

Otro llamativo cambio fue el del expresidente de Castilla La Mancha y expresidente del Congreso, José Bono (67). Según aseguró en su día su exmujer, Ana Rodríguez, fue ella la que le animó a que se hiciera el injerto de pelo allá por el año 2008. Entonces se publicó que esta microcirugía habría costado entre 6.000 y 8.000 euros.

José Bono.

José Bono.

Mucho dio para hablar también el injerto de pelo de Íker Casillas (36) en 2012. Según se publicó entonces, el que fuera portero del Real Madrid se puso en manos del doctor Eduardo López Bran, que pasa consulta en una clínica muy cercana al Santiago Bernabéu. Además, la prensa deportiva especuló con la posibilidad de que esta microcirugía fuera la causa por la que acudió notablemente hinchado a un partido benéfico.

Íker Casillas.

Íker Casillas.

Al contrario que Casillas, que intentó llevarlo en secreto, el jugador del Manchester United, Wayne Rooney, no tuvo inconveniente en contar que quería acabar con su calvicie. "Hola a todos. Esta es mi cabeza. Necesitará unos meses para crecer. Me estaba quedando calvo a los 25, ¿por qué no hacerlo?", explicó en su cuenta de Twitter. Poco después, en una encuesta hecha a 1.000 personas, Rooney fue elegido como el famoso con el mejor injerto de pelo.

Pero volviendo a nuestro país, otro famoso orgulloso de su injerto de pelo es Paco González. El periodista deportivo de la Cadena COPE admitió en una entrevista que se había hecho no sólo uno, sino dos injertos para mejorar su imagen. También el entrenador del Atlético de Madrid, el Cholo Simeone se ha sometido a esta microcirugía.

Simeone.

Simeone.

A nivel internacional, la lista es interminable: John Travolta, Jude Law, Matthew McConaughey, Kevin Costner, Nicolas Cage, Mel Gibson, Elton John, Silvio Berlusconi, Brendan Fraser o Steven Seagal. Y es que ya saben el dicho: donde hay pelo, hay alegría.