Su nombre es Ignacio. Tiene 19 años y es uno de los 168 afortunados con movilidad reducida que han ocupado su sitio especial para personas en silla de ruedas en la zona VIP. Llegó junto a sus padres a las 15:30 horas para ponerse, como el resto, a la larga cola, y así conseguir el esperado sitio en los laterales de la zona: "Nosotros no hemos esperado mucho aunque todo esto se nos está haciendo un poco largo", comentaba la madre cuatro horas después de su llegada. Pero todo ha valido la pena por ver el semblante de su hijo, que aunque ya es adulto, reflejaba y contagiaba la ilusión típica de la niñez, en este caso por ver a Gaspar, su rey mago favorito. Ellos son felices teniendo su pequeño rincón desde el que han podido disfrutar de una noche mágica y de un recuerdo de tres en familia. 

Noticias relacionadas

Pero, por segundo año consecutivo, Manuela Carmena (74 años) ha decidido reservar una zona exclusivamente para 'protocolo', en la que tienen cabida más de 300 personas. En ella, se han dado cita políticos de los diferentes partidos; concejales, alcaldes, portavoces y toda persona relacionada y vinculada a un alto cargo en el Ayuntamiento de Madrid. Ellos han sido los encargados de ocupar las primeras filas con la mejor ubicación de la zona VIP.

Esto ha sido algo que no ha pasado desapercibido para algunos de los familiares de personas con discapacidad: "Yo soy de las que dice que si tienes dos piernas y puedes andar, te fastidias y te pones como todos los niños. Los niños están esperando desde antes de las 16h, aplastados y de mala manera", confiesa la madre de Ignacio con cierta indignación. Además, ha resaltado que esto es "una fiesta para niños, y los mayores deberían estar separados, en otra zona". 

Mauro, sin embargo, lo ve todo muy diferente. A su pronta edad de ocho años, posee una inteligencia envidiable. Y aunque tiene discapacidad visual, los ojos del corazón le hacen percibir la vida como si de una persona mayor se tratase. Más que pedirle un deseo a los reyes, su ilusión era pedirle un deseo a Carmena y poder encontrarse de nuevo con ella. Y es que ambos son viejos conocidos: "Un día vino a mi colegio, porque íbamos a leer un cuento en braile, y ella nos decía muchas cosas bonitas. Fue el martes 20 de noviembre cuando vino a vernos. Me acuerdo a la perfección", cuenta el pequeño a EL ESPAÑOL. 

Mauro y Miguel en la primera fila VIP de la Cabalgata Carmen Suárez

Los políticos se defienden de las quejas 

Es la mano derecha de Manuela Carmena. La vicealcaldesa de Madrid, Marta Higueras (50), no acudía a la Cabalgata desde que era pequeña, y así se lo ha confesado en exclusiva a EL ESPAÑOL, todo ello mientras ocupaba uno de los mejores asientos en la segunda fila dentro de la zona destinada a protocolo. Durante la Cabalgata del 2018 ya hubo quejas por parte de las familias de algunas de las personas discapacitadas, que veían injusto que los más beneficiados de la zona fuesen personas pertenecientes a la clase alta, mientras que ellos se quedaban en un segundo plano. Con 'miedo' de que esa tensa situación vuelva a vivirse, la política madrileña ha querido hacer una aclaración: “Nosotros reservamos zonas para hospitalizados y movilidad reducida, pero también para protocolo. Es muy difícil conseguir que aquí entremos todos. Intentamos hacerlo lo mejor posible para evitar las quejas, pero es muy complicado contentar a todo el mundo”. 

Marta Higueras, la vicealcaldesa de Madrid en la zona VIP de la Cabalgata Carmen Suárez

No ha sido la única. El delegado de Participación Ciudadana en el Ayuntamiento Madrid, Pablo Soto (40), sí ha disfrutado de la Cabalgata en primerísima fila, situada justo frente del escenario. Mejor lugar imposible. También ha dado su particular versión sobre esta medida, que se empezó a llevar a cabo durante el pasado año. Él entiende y empatiza con el descontento de las familias que hayan podido verse afectadas. Lo hace porque él también va en silla de ruedas, ya que tiene movilidad reducida: "Todas las personas con discapacidad que se acerquen a los puntos de información van a tener su sitio en primera fila. Si ha habido colas es porque ha habido muchísima gente, pero tenemos una organización que es imposible que lo hayan hecho mejor", ha confesado.

Pablo Soto, delegado de Participación Ciudadana de Madrid Carmen Suárez

El 'trono' de Carmena

Ha sido una de las protagonistas de la noche, a su vez que una de las privilegiadas en hablar y estar junto a los Reyes Magos de Oriente en el escenario de la Plaza de Cibeles. No se la esperaba con certeza, y nadie sabía si finalmente acudiría, o no, a una de las tardes más esperadas del año, sobre todo por parte de los más pequeños. Tiene la pierna escayolada tras sufrir una lesión en el tobillo derecho el pasado 22 de diciembre. Esto hizo que los interrogantes ante su presencia en el acto fueran muchos.

Sin hacer mucho ruido, se subió al escenario para recibir a sus majestades. Se sentó al lado de Melchor, y sin apenas notarse su lesión, ya que llevaba tapada la pierna, dio su tradicional discurso, en el que los niños y las personas con discapacidad se llevaron todo su protagonismo.

Manuela Carmena en la Plaza de Cibeles Carmen Suárez

[Más información: Los 'osos vallekosos', protagonistas de la Cabalgata de Vallecas tras el escándalo con la drag queen]