Región

Raquel Domínguez, la 'influencer' de la vida sana

12 mayo, 2018 09:30

Las nuevas tecnologías han permitido acortar distancias y viralizar la información. Un vídeo grabado en lo más profundo de la selva, si es atractivo y se difunde adecuadamente, puede llegar a ser visionado por millones y millones de personas en cuestión de horas, incluso minutos. Es el poder de las redes sociales, que han hecho aparecer nuevas profesiones: ‘youtubers’ e ‘infuencers’. Personas con una amplia cohorte de seguidores en su canal de vídeos o en su perfil de imágenes. En Salamanca también las hay y NOTICIASCYL tiene en marcha una serie para mostrarles cuál es su virtud y qué es lo que difunden.

Este sábado es el turno para Raquel Domínguez, quien encabeza el ránking de topinfluencers.es en la provincia de Salamanca. Con su perfil 'Operación Bikini' en redes sociales, incluso una página web, ofrece consejos sobre el cuidado personal y la vida sana.

"Durante una época de mi vida me convertí en una auténtica adicta al gimnasio, me encantaba ir después de trabajar para liberar toda la tensión acumulada durante el día, pero poco a poco abandoné la vida sana…", explica Raquel. Y es que "al empezar una nueva aventura laboral, me convertí en mi propia jefa, tengo que reconocer que abandoné mis buenos hábitos y casi sin darme cuenta me convertí en una persona sedentaria".

Recuerda que "mi mayor esfuerzo se había convertido en ir de casa a la oficin, que está a unos tres minutos andando, y mi alimentación se había convertido en un auténtico desastre, ni rastro de cosas saludables, en mi nevera sólo había comida precocinada, y lo peor de todo… mis fines de semana. Terminaba tan cansada la semana que lo único que me apetecía era ver películas o series en el sofá mientras comía gominolas y tomaba helado".

Pero se dió cuenta que que no podía seguir así, "mis malos hábitos le iban a acabar pasando factura a mi salud y tenía que salir de esa rueda tan insana en la que estaba inmersa, así que de nuevo me puse manos a la obra con mi operación bikini". Raquel pudo sobreponerse a la muerte de su padre y "el deporte fue mi vía de escape para escaparme de los malos pensamientos que se venían a mi cabeza una y otra vez, la muerte de alguien tan querido creo que nunca se llega a superar, pero con el deporte al menos lo llevo un poco mejor".

Desde marzo del año 2012, que puse en marcha su Operación Bikini, consiguió adelgazar diez kilos, y desde entonces puso en marcha "una nueva batalla", difundiendo "todo lo que hago para alcanzar mi objetivo, qué ejercicio hago, qué como, todo". Así se ha convertido en la influencer de la vida sana.