Región

CCOO vincula los 6.043 accidentes en jóvenes con la precariedad laboral

10 agosto, 2017 14:52

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social registró un total de 6.043 accidentes laborales con baja entre los trabajadores de Castilla y León menores de 35 años durante el ejercicio de 2016, lo que "supone" más de un 26 por ciento del total de los mismos, un hecho que, según Comisiones Obreras (CCOO), se "debe" a la "estrecha" relación que existe entre estos accidentes y la precariedad laboral de los jóvenes.

Así lo ha indicado este jueves la coordinadora del Servicio de Juventud de CCOO de Castilla y León, Luz María Bárturlos, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Juventud este sábado, 12 de agosto.

En este sentido, Bártulos ha señalado que, en Castilla y León, "se dan" más de 47 accidentes laborales por cada 1.000 trabajadores menores de 25 años, mientras que el valor de esta tasa es de casi 25 para trabajadores entre 25 y 55 años y de 16 para cada millar de empleados de más de 55 años, por lo que los jóvenes "presentan" una "mayor" siniestralidad que el resto, un hecho que "se debe" a las condiciones de subcontratación, contratos temporales o salarios bajos, entre otras.

A nivel provincial, ha indicado que los datos de accidentes laborales oscilan entre el 24 y el 27 por ciento y que en Valladolid se producen un 21,06 por ciento de los mismos con respecto al total de la comunidad.

En ámbito nacional, Luz María Bártulos ha señalado que se produjeron 139.923 accidentes laborales con baja entre personas menores de 35 años y que de estas, el 55 por ciento correspondieron a contrataciones de carácter temporal y casi un 23 por ciento a contrataciones a tiempo parcial y fijo discontinuo

Asimismo, la secretaria de Salud Laboral y Juventud de CCOO en la comunidad, Sheila Mateos, ha apuntado que el 50 por ciento de los contratos que se han realizado a gente joven son inferiores a un año, que las empresas "cada vez invierten menos" en prevención de riesgos laborales y que esta "no se adapta" a las características de cada sector.

En este contexto, Mateos ha asegurado que el ámbito de los servicios, en el que trabaja el porcentaje más alto de jóvenes, es el que "presenta" un "mayor" índice de siniestralidad con baja, por lo que ha indicado que la prevención laboral "debe" adecuarse a cada puesto de trabajo.

Desde CCOO han considerado "necesario" adoptar medidas "específicas" en el terreno de la educación, la formación y la práctica en los lugares de trabajo para "evitar" que la precariedad laboral entre los trabajadores jóvenes "siga aumentando", para lo que han presentado un conjunto de propuestas para "combatir esta situación", entre las que destacan la disminución de la temporalidad y la mejora de las condiciones de los empleos a los que acceden la juventud o el cumplimiento "íntegro" de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

En este último aspecto, Mateos ha indicado que resulta "esencial" reforzar la función de vigilancia y control a través de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, con "especial atención" a los trabajadores "más desfavorecidos".

Asimismo, también han propuesto el incremento de la participación de las organizaciones sindicales en los centros de trabajo, así como de su "capacidad" de intervención en los colectivos y sectores "más desprotegidos" y en aquellos puestos de trabajo en los que no exista una "estricta" relación laboral, tales como los empleos de becario o el personal de investigación, entre otros.

Mateos también ha señalado la "importancia" de desarrollar programas de prevención "adecuados" a los riesgos "específicos" de los accidentes de trabajo y de cumplir los protocolos de actuación de la Ley de Prevención en todos los ámbitos y sectores "independientemente" de la temporalidad del contrato, así como de "dotar" de una "mayor estabilidad" a la contratación laboral que se produce mediante empresas de contratación laboral.