Región

El mercadillo regresa a Zamora con sol y polémica

22 febrero, 2017 15:25

El mercadillo de los martes retoma en Zamora su actividad después de varios meses de parón, y lo hace en el Alto de los Curas, con la avenida de Burgos como eje central, con la oposición de parte de los vecinos y con expectación por parte de los vendedores ambulantes.

La mañana, soleada, ha animado a los primeros compradores a acercarse a la nueva ubicación, que comienza en las antiguas pistas de Tráfico, donde el tráfico queda cortado. Varias dotaciones de la Policía Municipal velaban desde primera hora para el normal desarrollo del día de mercado. Los comerciantes afrontan la jornada con expectativas de mejora con el nuevo emplazamiento, aunque en el sector hay división de opiniones. Desde los que opinan que el lugar elegido es bueno para la venta, más céntrico que el anterior, en el recinto ferial de Ifeza, y con suficiente espacio para la carga y descarga y calles amplias que no impedirían el paso de vehículos de emergencia si fuera el caso. Otros, critican principalmente la dispersión de los puestos en varias calles, que favorece la visibilidad a los que se encuentran en el tramo inicial del mercadillo, y perjudica a los más alejados. "En León, por ejemplo, hay una entrada y una salida, por lo que todos tienen las mismas oportunidades", apuntaba una vendedora.

Entre los clientes, las sensaciones son buenas, y destacan la mejor accesibilidad y cercanía a esta zona de la ciudad. Los vecinos, en cambio, principalmente los de la Asociación Vistalegre y la comunidad de vecinos de los viviendas de la calle Miguel de Unamuno, no cejan en su empeño de promover el cambio de ubicación, y recogen firmas para deshacerse del mercadillo a las puertas de sus casas. Se quejan, sobre todo, de la dificultad para acceder a sus casas y garajes. Estas son las primeras imágenes que nos deja la primera jornada de mercadillo de 2017: