Región

Pequeños recicladores de vidrio para hacer a Valladolid más sostenible

17 febrero, 2017 12:58

Que la sociedad se enfrenta a una de las mayores batallas de la historia a causa del cambio climático está cada vez más lejos de toda duda. Por ello, iniciativas como la de ‘Los peque recicladores’, que involucra a las futuras generaciones de ciudadanos, suponen un paso más en la lucha por el cuidado del medio ambiente.

Se trata de una ‘liga’ puesta en marcha por la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León, los ayuntamientos de capital de provincia como el de Valladolid y Ecovidrio, con la que se involucrará a más de 26.000 alumnos de, por el momento, 112 colegios de toda la región.

Este viernes ha sido presentada en Valladolid bajo el abrigo de la Plaza Mayor, donde unos cincuenta alumnos de corta edad han disfrutado de un taller para empezar a concienciarse sobre la importancia del reciclado y que, a su vez, lo trasladen a sus familias y el impacto sea mayor.

Estos ‘Peque recicladores’ han sido recibidos por el consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez Quiñones; por las concejalas de Sostenibilidad y Medio Ambiente y de Educación, María Sánchez y Victoria Soto; y por el gerente de Ecovidrio, José Carlos Agustina.

En esta iniciativa, que comienza en marzo y finaliza en mayo, podrán participar un máximo de 190 colegios de toda Castilla y León y al término de la misma se premiará al colegio que más y mejor haya reciclado. En todos los centros escolares que participen se instalará un iglú de reciclaje con la imagen de la acción y el logo del colegio en cuestión.

El centro que gane obtendrá un premio de mil euros para adquirir material escolar, equipamiento informático o para actividades propias del centro. El desarrollo de esta liga del reciclaje de vidrio se puede seguir en la web www.pequerecicladores.com.

En la buena línea

Como ha destacado la concejala María Sánchez, Valladolid recicló en 2016 más de 5.000 toneladas de vidrio, lo que supuso un aumento del 4,8% con respecto al año anterior. “Los datos cada vez son mejores”, ha asegurado la edil, quien ha incidido en la importancia de la colaboración con los colegios porque “en casa son los que educan a las familias con lo que aprenden”.

Por su parte, el consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha explicado que se reciclaron casi 41.000 toneladas de vidrio en toda la región durante 2015, lo que supuso una media por habitante de 16,5 kilogramos, un punto por encima de la media nacional.

En cuanto a la tasa de contenedores para tal efecto, en Castilla y León hay 16.732 iglúes, lo que supone uno por cada 148 habitantes. Esto ayudó a que la región recogiera el 5% de las 893.000 toneladas recolectadas en España en 2015.

Por último, Quiñones ha destacado la importancia de la educación en el reciclaje desde las más tempranas edades para hacer frente al “reto de la sostenibilidad” al que se enfrenta el planeta Tierra. Esta iniciativa se enmarca dentro de la 2ª Estrategia de Educación Ambiental aprobada por la Junta hace unos meses.